Conmemoran el 50 Aniversario del Movimiento Loreto 70

Gobernador de Baja California Sur

Este domingo, se conmemoró en la primera capital de las Californias, el 50 aniversario del movimiento Loreto 70, con el cual se gestaba en su momento, una identidad sudcaliforniana y se promovían las bases ideológicas y administrativas, que hoy enmarcan nuestra historia y nuestro presente, que derivaron en su momento en el logro de contar con un gobierno libre y soberano.

El evento fue presidido por el gobernador del estado, Carlos Mendoza Davis, acompañado de su esposa la presidenta honoraria del SEDIF Gabriela Velázquez; la alcaldesa municipal Arely Arce Peralta; el diputado José Luis Perpulí en representación de la junta de gobierno del Congreso del Estado y el juez penal del Sistema Acusatorio de Loreto, Federico Sotelo.

En representación de Daniel Gallo Rodríguez, presidente del Honorable Tribunal Superior de Justicia, entre otros honorables asistentes representantes de los tres órdenes de gobierno, quienes orgullosamente saludaron a la bandera durante el acto protocolario.

Durante el uso del micrófono, el gobernador del estado, exclamó que la historia de Baja California Sur es la historia de la lucha de su gente, de los pueblos indígenas, contra el extranjero invasor, por su identidad, por la autodeterminación. 

Recordó que corría el año de 1944 cuando surgió el FUS o Frente de Unificación Sudcaliforniano, que demandó por primera vez que se designará como gobernante a una persona del Territorio y 26 años después.

Es decir hace 50 años, un grupo numeroso de sudcalifornianos de todos los rincones de la media península se congregaron en la plaza pública, donde hoy se ubica la administración del Ayuntamiento de Loreto, para nutrir el anhelo de conformar un nuevo estado con un gobernador nativo.

Sucedió un 11 de octubre de 1970, reconocido como el movimiento Loreto 70, el mismo que derivó el 8 de octubre de 1974 en la conversión de Territorio a Estado de Baja California Sur.

Arely Arce dijo que esta es la historia de un pueblo valiente que con gran esmero exigió un líder propio, definiendo así el rumbo de la historia que fundamentó lo que hoy es Baja California Sur.

Comparte