Disminuye monóxido de carbono y dióxido de nitrógeno por restricción en actividades cotidianas e industriales

Disminuye monóxido de carbono y dióxido de nitrógeno por restricción en actividades cotidianas e industriales
La Paz.- Las restricciones en las actividades cotidianas e industriales han favorecido la disminución de contaminación por monóxido de carbono y dióxido de nitrógeno en la ciudad de La Paz, señaló Jacqueline Valenzuela, directora de operaciones de Centro de Energía Renovable y Calidad Ambiental (CERCA). Señaló que la disminución del monóxido de carbono y dióxido de nitrógeno, se atribuye principalmente a la reducción del tránsito vehicular durante la contingencia sanitaria por el Covid-19; sin embargo, actualmente están enfocados en la presencia de azufre en el aire, ya que “sabemos que el 92% es creado por las centrales de generación de electricidad”; mientras que también están analizando datos sobre el impacto energético, producto de la pausa en el sector turístico. Mencionó que antes de la contingencia, en febrero, las concentraciones por azufre, ozono y dióxido de carbono superó hasta 5 veces los límites permisibles, atribuible a la inversión térmica que favoreció la prevalencia de concentración de contaminantes, “del 10 al 25 de febrero tuvimos muy mala calidad de aire, concentrada principalmente en la colonia Márquez de León, ahí tuvimos una situación atípica que tiene que ver más con las condiciones meteorológicas, ya que no existió el viento y la velocidad suficiente para que se dispersen y se mantuvieron en el lugar por hasta 48 horas”. Respecto a los proyectos anunciados para Baja California Sur en materia energética, mencionó que se mantienen expectantes y dándole seguimiento, como es el caso del proceso de licitación para traer gas natural al estado y el proceso de licitación para la construcción de la central CCI VI el próximo 30 de abril, “seguimos acompañando todos estos procesos y viendo qué modificaciones surgen en el camino, como el combustóleo a precios históricamente baratos, que puede tener repercusiones en decisiones en materia energética”. Finalmente invitó a la población a ahorrar electricidad para que la ausencia de demanda energética industrial no se vea compensada por la doméstica, “si bien no estamos en nuestras oficinas, hay acciones que podemos tomar en nuestras casas como desconectar cargadores y aprovechar los aparatos en su mayor eficiencia, para que no vaya a ser al revés, que ahora cuando las actividades industriales o turísticas están en pausa, seamos nosotros los que aumentemos la demanda y por lo tanto, la contaminación”.
Comparte