Huertos urbanos, un sistema para el cultivo de alimentos saludables

Huertos

En los últimos años, ha cobrado gran importancia en las urbes del mundo llevar a cabo la producción de cultivos orgánicos desde casa, a fin de asegurar una alimentación más sana al tener la certeza de que los insumos agrícolas que se utilizan para consumo humano se encuentran libres de plaguicidas u otros químicos.

Conocidos generalmente como huertos urbanos, estos espacios verdes pueden adaptarse fácilmente en espacios reducidos, al aire libre o en el interior de los hogares, a fin de cultivar de forma natural diferentes especies vegetales a una escala doméstica.

Según señala el Dr. Francisco Higinio Ruiz, profesor investigador del Departamento Académico de Agronomía en la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), este tipo de producción tuvo gran auge en Cuba desde años atrás.

“Ellos los llamaron organopónicos urbanos y comenzaron a desarrollar este sistema de cultivo a causa del bloqueo comercial que les fue impuesto. Así, ante la urgencia de tener alimentos, comenzaron a producir desde casa para fines de venta y consumo propio”.

Señaló que en el caso de La Paz, este sistema ha venido ganando terreno. De manera especial, a partir de la instalación de los famosos jardines comunitarios, sitios donde la gente podía acudir a sembrar sus semillas y cultivar diferentes productos del campo.

En cuanto a la práctica en los hogares, dijo que la producción más común que se ha venido haciendo es de plantas aromáticas para usarse como ingredientes en las comidas, tales como la albahaca, hierbabuena, la menta, el orégano y el tomillo.

No obstante, en estos espacios también pueden producirse distintos vegetales como tomates, zanahorias, cebollas, calabazas, lechugas, pepinos, chiles, o hasta frutales como fresas o limones que muchas veces usamos para hacer aguas frescas.

Independientemente, refiere que los huertos urbanos tienen una gran ventaja, no sólo desde el punto de vista del cuidado del medio ambiente, que es muy importante, sino también de la salud, aspecto que hoy en día ha cobrado mucha relevancia por el tema de la pandemia.

“Si consumimos alimentos sanos nos vamos a nutrir y eso va a generar antioxidantes, que ayudan a contrarrestar muchas enfermedades. Es un hecho que al producir de forma orgánica desde casa, tendremos alimentos más saludables”, subrayó.

El catedrático universitario dio a conocer que como parte del Cuerpo Académico de Agricultura Sustentable en Zonas Áridas, desde hace 18 años trabaja junto a otros reconocidos investigadores de la UABCS en lo que se refiere a la agricultura orgánica.

Incluso, comentó que en el Campo Agrícola Universitario se cuenta con dos parcelas orgánicas donde se cultiva una gran variedad de especies de plantas, mismas que sirven de laboratorio para que la comunidad estudiantil lleve a cabo sus prácticas. Aunque, por motivos de la contingencia, actualmente no se pueden realizar, acotó.

Por último, hizo hincapié en que la agronomía es la profesión más hermosa del mundo, porque sin ella no habría alimentos, razón por la cual es una de las actividades primarias y de las carreras que nunca van a desaparecer por su trascendencia para la humanidad.

Comparte