Sacerdotes en desacuerdo con las medidas tomadas para la Cuaresma

Diócesis de La Paz

Sacerdotes pertenecientes a la Diócesis de La Paz y a título personal sin pretender representar a la diócesis como institución, emitieron a través de redes sociales una postura para el Gobernador del Estado Carlos Mendoza Davis y para el Secretario de Salud en la entidad, Víctor George Flores, en desacuerdo a las medidas tomadas para la Cuaresma.

En el escrito, firmado por 88 sacerdotes de Baja California Sur, se pone de manifiesto su disentimiento ante las determinaciones tomadas por las autoridades, luego de que el Comité Estatal de Seguridad en Salud, en pasadas sesiones determinara por unanimidad la suspensión de todo tipo de evento religioso, incluyendo las misas del 29 de marzo al 5 de abril, compresivos ante la legítima preocupación por la situación de la pandemia, y de los riesgos que se pretenden evitar en los próximos días santos.

No obstante, manifestaron que la decisión tomada para las fechas antes mencionadas es incongruente.

“Con todo respeto, nos parece incongruente que mientras se abren las playas al 50% junto con otros centros de esparcimiento, nuestros templos, que actualmente están abiertos al 50% se cierren al 0% justo en los días más importantes para nuestra fe cristiana como es la celebración de la Pascua. Sin duda, nuestra Fe en Cristo, muerto y resucitado, nos sirve de incentivo para nuestra lucha por vivir, así como un bálsamo para tantas familias que han perdido un ser querido, víctimas de este terrible mal”, precisaron en dicho comunicado.

Aseguraron que, el 100% de los fieles portan cubrebocas dentro de los templos, cuestionando si lo mismo sucedía en las playas, bares y centros nocturnos, por lo que asumen el trato hacia la iglesia es discriminatorio.

“Sentimos un trato desigual, y hasta discriminatorio, cosa que no creemos que sea en forma intencional, por lo que sugerimos respetuosamente que se reconsidere estas medidas, cuyo conocimiento ya está causando reacciones entre nuestro pueblo Creyente que espera de sus autoridades mayor comprensión hacia sus convicciones religiosas”, expusieron.

Aseveraron que, la decisión de cerrar completamente los templos no tiene fundamento en la evidencia, al parecer el cerrarlos tiene más bien sustento en un prejuicio, en el prejuicio de que haya aglomeraciones sin control, sin protocolos, el prejuicio de que es un lugar de riesgo a donde sólo acude gente en riesgo o vulnerable. 

De igual modo se comprometieron a evitar los eventos susceptibles de aglomeración, como Vía Crucis, congresos y eventos masivos, entre ellos las pascuas infantiles, de adolescentes y juveniles, y acompañar a los feligreses con rigurosas medidas de protección. 

“Señor Gobernador, y autoridades de Salud, cuenten como hasta ahora con nuestra colaboración y apoyo en la lucha contra nuestro mayor problema actual, que es la pandemia que nos afecta a todos”, concluyeron al precisar que cada firmante lo hizo a título personal sin pretender representar a la diócesis como institución.

 

Foto: Cortesía

Comparte