China inicia expansión global de vacuna experimental

vacuna experimental

Beijing está listo para expandir un programa que administra vacunas experimentales contra el coronavirus mientras los desarrolladores chinos trazan un camino arriesgado para dominar los suministros globales

En un anuncio sorpresa el mes pasado, un representante de China National Biotec Group, o Sinopharm, de propiedad estatal, reveló que cientos de miles de chinos ya habían tomado las dos principales vacunas experimentales contra el covid-19 de la compañía. 

Los medicamentos se dispensaron como parte de un programa de uso limitado que comenzó con una celebración cautelosa y sin sobresaltos por parte del gobierno chino en julio. Las vacunas se administraron a pesar de que no se habían completado los ensayos de etapa final, o fase 3, diseñados para confirmar la efectividad general. 

Los detalles del alcance del programa siguen sin estar claros, pero las declaraciones del gobierno sugieren que su uso estaba originalmente restringido a los trabajadores de la salud de primera línea y a los empleados estatales que viajaban al extranjero a áreas de alto riesgo, incluso para trabajar en proyectos a lo largo del esquema de inversión en infraestructura de la Franja y la Ruta de China.  

El programa ahora parece estar expandiéndose para incluir a grandes grupos de la población, una situación que los expertos consideran una estrategia de alto riesgo para que los desarrolladores de vacunas distribuyan y prueben productos antes de que lleguen a los mercados globales.

Las autoridades sanitarias de una provincia china han pedido a las empresas y los departamentos gubernamentales que recopilen detalles de los empleados dispuestos a recibir vacunas de uso de emergencia antes del invierno, según un aviso del gobierno emitido el mes pasado al que tuvo acceso el Financial Times.

Aparte de los trabajadores sanitarios y otros grupos destinatarios "garantizados" para recibir vacunas, el documento, que no se ha hecho público, también tenía una larga lista de "destinatarios sugeridos objetivo" adicionales. 

Entre los destinatarios se encontraban trabajadores del transporte, personas que viajan a países con altas tasas de infección por coronavirus, trabajadores de logística de alimentos congelados, personal de supermercados u otros espacios cerrados, como empleados de escuelas, orfanatos, cárceles y hogares de ancianos.

Después de la administración de la vacuna, se deben realizar pruebas de "eventos adversos posteriores a la inmunización".

Colocación de vacunas a empleados

Cuando Qin Xin, empleada de una institución financiera estatal, vio la oferta de recibir una vacuna contra el covid-19 en su grupo de trabajo WeChat, asumió que el mensaje se había enviado por error.

“No lo pensé mucho, solo pensé que tarde o temprano tendría que vacunarme”, dijo a Guancha.cn, un popular medio de comunicación en línea.  

Ella relató que había sentido un calor "inexplicable" la primera noche, pero que volvió a la normalidad el segundo día después de recibir la inyección.

"Creo que si la nación está dispuesta a permitir que la gente normal la tome, los efectos secundarios no pueden ser tan malos".

Los funcionarios de salud chinos han defendido su decisión de distribuir la vacuna, diciendo que la medida fue sancionada por la Organización Mundial de la Salud.

Pero la escala y la opacidad del programa de China han generado preocupaciones a nivel de seguridad y códigos éticos por parte de los expertos médicos, especialmente dadas las afirmaciones de China de que había detenido casi por completo la transmisión del virus dentro de sus fronteras.

Arthur Caplan, profesor de Bioética en el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, dijo que China parecía estar actuando de manera irresponsable al extender la definición de uso de emergencia más allá de las aplicaciones anteriores.

Históricamente, la aprobación para uso de emergencia se otorgó a las vacunas que tenían un registro, tal vez en otros países, y se usaba en una población específica, como un campus universitario, durante una emergencia con muertes inminentes.

El enfoque de China, según Caplan, estaba más cerca de "arrojar algo contra la pared para ver qué se pega".

“Necesitamos ir rápido, pero no tiene sentido hacerlo tan rápido que no podamos responder preguntas básicas sobre seguridad y eficacia”, dijo. 

Jerome Kim, director general del Instituto Internacional de Vacunas en Seúl, dijo que los riesgos generales del programa dependerían de si se aplicaban altos estándares de consentimiento, recolección de datos y pruebas de seguimiento. Las compañías farmacéuticas no han hecho públicos esos detalles.

 "Si está enviando trabajadores a, digamos, África, ¿cómo sabría si tienen un efecto secundario fuera de China?" preguntó.

El mes pasado, durante una gira organizada por el gobierno por Sinovac, el director ejecutivo Yin Weidong dijo que la compañía había proporcionado decenas de miles de dosis de su vacuna al gobierno de Beijing para uso de emergencia.  

Sinovac y Sinopharm, junto con CanSino Biologics, que han desarrollado una vacuna vectorizada por el virus del resfriado común con el ejército de China, son los mejores contendientes del país para acaparar una parte de la gran demanda mundial de vacunas inmunizantes diseñadas para frenar la propagación de Sar-CoV. 2, el virus que causa Covid-19. La enfermedad ha matado a más de 1 millón de personas en todo el mundo.

Este mes, los Emiratos Árabes Unidos se convirtieron en el primer país extranjero en aprobar una vacuna china de Sinopharm para uso limitado.  

Debido a la falta de casos positivos en China, los desarrolladores de vacunas se han visto obligados a realizar ensayos de fase 3 en el extranjero y algunos de estos acuerdos incluyen compromisos para distribuir vacunas en el país anfitrión. Sinovac, por ejemplo, ha prometido suministrar 40 millones de vacunas a Indonesia para marzo de 2021.

 Los funcionarios de salud de China estiman que el país podrá producir más de 600 millones de dosis de vacunas para fines de este año y mil millones para fines del próximo año.

Yin dijo a los periodistas que Sinovac había comenzado a desarrollar su medicamento con una estrategia "diseñada para China". Pero después de que el país controló la propagación del virus, su objetivo se convirtió en "proporcionar la vacuna al mundo". 

¡Comparte ahora!

Lo más nuevo

rotestan por negativa a despenalizar aborto en Guerrero
Protestan por negativa a despenalizar aborto en Guerrero
29 octubre, 2020
México colabora con EEUU en caso de exfuncionario acusado de abuso sexual
Colaboran México y EEUU en caso de abuso sexual de exfuncionario
29 octubre, 2020
Alcaldesa de Los Cabos Armida Castro
TEPJF declara improcedente demanda interpuesta por Armida Castro
29 octubre, 2020
Delegación de Bienestar
Delegación de Bienestar ha beneficiado a más de 115 mil familias de BCS
29 octubre, 2020
CECATI N°106 y el Instituto de las Mujeres del Municipio de Los Cabos
Firman acuerdo de colaboración CECATI N°106 e Inmujeres Los Cabos
29 octubre, 2020