Les entregaron las cenizas de otra persona en Guayaquil

Les entregaron las cenizas de otra persona en Guayaquil

Foto: Actualidad RT

  • Maruri al recuperar la consciencia, proporcionó sus datos a los médicos, quienes informaron a la familia del error.

Internacional (Actuaidad RT).- Una mujer de 74 años, que fue dada por muerta el pasado 27 de marzo en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil, recuperó la conciencia este jueves y llamó a su hermana para que fuera a recogerla al hospital.

La historia empezó el 27 de marzo, cuando Alba Maruri Granda fue ingresada en el Hospital Guayaquil, tras presentar fiebre de 42 ºC y dificultad para respirar. Durante esa misma jornada, se informó a su familia sobre su fallecimiento y 8 días después se dijo que el cuerpo fue incinerado.

No obstante, el 23 de abril Maruri recuperó la consciencia y proporcionó sus datos a los médicos, junto al teléfono de su hermana, para que fuera a recogerla. Resultó que en el hospital se produjo una confusión de nombres y los sanitarios dieron por muerta a Maruri, mientras se pasó a cremar el cadáver de otro paciente.

Sus familiares, que durante casi 3 semanas estuvieron guardando los restos de otra persona en espera de poder dar sepultura a las cenizas cuando pasara la emergencia sanitaria en el país, recibieron la increíble noticia al día siguiente.

Aura Maruri, la hermana de la paciente recuperada, espera poder visitarla este sábado y comprobar su estado de salud.

“Feliz con la noticia. Mi hermana ya está en una habitación, en espera del alta. ¡Es un milagro! Ya iba a cumplir un mes de muerta, se puede imaginar, y yo he tenido las cenizas de otra persona”, comentó la mujer.

Actualmente, la familia, que desconoce a quién corresponden los restos que guardan en su casa, busca reclamar los gastos de la cremación, cuyo valor asciende a 2.000 dólares.

“El equipo del hospital ha venido a pedir disculpas, nos dijeron que fue un error de ellos, que entendamos por lo que estaban pasando, era un caos en ese momento con tantos muertos y contagiados“, indicó Laura Morla, sobrina de la paciente recuperada.

“Aún no saben de quién son las cenizas que están en casa, pero mi tía, a pesar de todo, está bien de salud”, agregó Juan Carlos Ramírez, otro familiar.

Comparte