Londres tendrá la primera comunidad de jubilados LGBT del UK

Londres tendrá la primera comunidad de jubilados LGBT del UK

La primera comunidad de jubilados LGBT del Reino Unido abrirá sus puertas a finales de este año en Londres, tras conseguir un préstamo de varios millones de libras del ayuntamiento, anunció el martes una organización de promoción de la vivienda para este colectivo. 

El préstamo, de 5,7 millones de libras (7,9 millones de dólares o 6,6 millones de euros) concedido por la Autoridad del Gran Londres, permitirá comprar 19 propiedades en la zona de Vauxhall, en el sur de la capital británica, precisó Tonic Housing en un comunicado. 

Las viviendas de uno y dos dormitorios, situadas en las plantas superiores del complejo Bankhouse, diseñado por Norman Foster a orillas del río Támesis, comenzarán a venderse en los próximos meses bajo un sistema de propiedad compartida.

"No existe actualmente ninguna oferta de atención a personas LGBT en el Reino Unido, a pesar de que hay una necesidad y una demanda claramente definidas dentro de la comunidad LGBT", señaló Tonic Housing. 

La atención, los eventos y los servicios en el complejo estarán orientados a la comunidad homosexual, bisexual y trans pero no excluirán a las personas que no se identifican como tales. 

"Estamos haciendo historia, haciendo realidad un sueño de larga data de proporcionar un lugar seguro para que las personas mayores LGBT vivan bien, en una comunidad donde puedan ser ellos mismos y disfrutar de su vida", afirmó la directora ejecutiva de Tonic Housing, Anna Kear. 

Otras comunidades de vida asistida similares podrían surgir más adelantes en Londres y otras ciudades, precisó. 

El alcalde de la capital, el laborista Sadiq Khan, explicó que el apoyo de las autoridades locales está en consonancia con una ciudad "abierta, diversa e inclusiva"

"Los londinenses mayores merecen poder disfrutar de sus últimos años con comodidad y seguridad, rodeados de una comunidad próspera y solidaria", añadió.  

Tonic Housing se creó en 2014 para hacer frente a los problemas de soledad y aislamiento de los ancianos del colectivo LGBT y a la necesidad de contar con viviendas y servicios de apoyo específicos. 

Se ha centrado en Londres para su primer proyecto porque la ciudad tiene la mayor población LGBT de la tercera edad, estimada en 145.000 personas.

Foto: Archivo

Comparte