Reino Unido niega que escasez de vacunas frene desconfinamiento

Primer ministro de Reino Unido

El gobierno británico insistió el jueves en que la anunciada reducción de los suministros de vacunas anticovid en abril no frenará su masiva campaña de vacunación, así como tampoco el aliviamiento progresivo del confinamiento impuesto desde principios de año.

"No hay cambios en los próximos pasos de la hoja de ruta", aseguró el primer ministro, Boris Johnson, en rueda de prensa.

"Seguimos por la vía de recuperar las cosas que amamos, volver a ver a nuestras familias y amigos, volver a nuestros pubs, a nuestros gimnasios e instalaciones deportivas y, por supuesto, a los comercios", agregó tranquilizador, anunciando que él mismo será vacunado el viernes, con la vacuna del laboratorio británico AstraZeneca.

Su ministro de Gobiernos Locales, Robert Jenrick, había reconocido horas antes que "va a haber algunos problemas de suministro en las próximas semanas". 

Pero "no hay razón para preocuparse", afirmó al canal Sky News, asegurando que se mantiene el objetivo de ofrecer una primera dosis a todos los mayores de 50 años a mediados de abril y a todos los adultos a finales de julio.   

En una carta filtrada el miércoles a los medios, el servicio de salud pública de Inglaterra advirtió a los centros de vacunación de una "reducción significativa" de los suministros semanales a partir del 29 de marzo y durante un mes. 

Ante el Parlamento, el ministro de Sanidad, Matt Hancock, atribuyó esta reducción a "un retraso de la llegada prevista" de vacunas producidas en India por el Serum Institute, sin detallar cifras.

También explicó que 1,7 millones de dosis se vieron retrasadas la semana pasada por la necesidad de someterlas a pruebas de seguridad adicionales.

Según la prensa británica, el problema se debe a un retraso en la entrega por el Serum Institute de 5 millones de dosis producidas para el laboratorio británico AstraZeneca. 

"Hace unas semanas se entregaron cinco millones de dosis al Reino Unido y trataremos de suministrar más más adelante, en función de la situación actual y de las necesidades del programa de inmunización del gobierno en India", explicó un portavoz en India.

AstraZeneca se limitó a emitir un breve comunicado en que eludió mencionar su cadena de suministro internacional y aseguró que "no hay impacto en el calendario de entregas".

El Reino Unido, que ya ha administrado una primera dosis a 25,2 millones de personas, la mitad de su población adulta, utiliza para su masiva campaña las vacunas de AstraZeneca/Oxford y de Pfizer/BioNTech.  

Contactado por la AFP, Pfizer aseguró que sus entregas de vacunas al Reino Unido avanzan "según lo previsto" en el primer trimestre. 

"Nuestro suministro general previsto para el segundo trimestre se mantiene sin cambios y estamos en vías de seguir suministrando vacunas al Reino Unido, de abril a junio, de acuerdo con nuestros compromisos contractuales", precisó.

Y Hancock anunció que las dosis de la tercera vacuna aprobada por el regulador británico, la del laboratorio estadounidense Moderna, llegarán al Reino Unido "en las próximas semanas"

País más castigado de Europa por la pandemia, con 126.000 muertos, el Reino Unido cerró todos los comercios no esenciales el 20 de diciembre y reforzó el confinamiento tras las vacaciones de navidad al decidir no reabrir las escuelas.

Los alumnos empezaron a volver a las aulas el 8 de marzo, iniciando un muy progresivo aliviamiento de las restricciones que no debe completarse hasta finales de junio. 

Foto: Agencia AFP

Comparte