Abuelitos salen, después de un año, para recibir su vacuna

Abuelitos salen, después de un año, para recibir su vacuna

Muchos tienen meses de no ver a sus nietos, por lo que ansían ser vacunados 
Después de estar casi un año encerrados debido a la pandemia desatada por el Sars Cov 2, cientos de adultos mayores salieron de sus domicilios con la esperanza de recibir la vacuna contra el Covid-19 y que se está aplicando en las diferentes instituciones de Salud ubicadas en este puerto, algunos lograron la primera dosis del biológico mientras otros no pudieron hacerlo debido a que no se habían registrado correctamente vía internet, muchos de ellos tienen meses que no ven a sus nietos ni amigos, por lo que esta vacuna representa la luz en el camino.

María Magdalena, dijo haber recibido su vacuna, gracias a que su hija la registró por vía internet, días después de su registró recibió una llamada por parte de los integrantes de Bienestar Social para corroborar sus datos, informando que días después se le notificará a que módulo de vacunación acudir, dependiendo el tipo de seguridad social que tuviera; refiriendo que a ella le correspondía en el ISSSTE por ser maestra retirada.

Por su parte Constanza, quien iba en compañía de María Magdalena, indicó no haber sido vacunada, debido a que no tenía los datos completos de la persona a vacunar y es que al revisar el registro que hiciera vía internet faltaban datos personales, por lo que dijo estar molesta con su hijo, así que tendrá que ingresar de nuevo a la página de internet.

En el hospital general de Cabo San Lucas, de igual modo se llevó la dinámica de vacunación para los abuelitos, iniciando a las 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde, la atención se llevó de manera ordenada y con todas las medidas de sanidad para no poner en riesgo la salud de los adultos mayores.

Por su parte Ricardo Araoz Gamiño, residente de este puerto, dijo estar en el padrón de persona a vacunar, refiriendo que con dificultad pudo registrarse vía internet ya que hasta el segundo día pasó el registro, incluso hace 3 días recibió la llamada de los Servidores de la Nación para corroborar sus datos para después avisarle donde recibiría la inoculación.

“Hace casi 8 meses que no veo a mis nietos porque ellos no pueden venir, tienen miedo de contagiarme; ya que al fin del cabo son niños, ya los quiero ver y salir como antes, casi no salgo, aunque con la vacuna me voy a seguir cuidando y lavando las manos, pero con mayor tranquila, además de que no me gustaría pasar por esa enfermedad”.

Exhortó a la población a vacunarse ya que muchas personas han fallecido a causa de este virus.

“No sé, qué espera ver esa gente para creer en esto, las personas se van de un viernes a domingo, es por eso que la gente tiene que pensar en sus hijos y en sus padres. Todos nos necesitamos, formamos parte de un núcleo familiar y social, lo que uno hace le afecta a los demás, así que las personas deben dejar de lado el pensamiento de que yo no me la pongo o no creo en eso, porque es una lástima perder a los amigos”.

Comparte