Cabildo y Comisión engañados por desarrollador en caso Costa Azul

Tabita Rodríguez

La regidora Tabita revela que lo autorizado por Cabildo es totalmente contrario a lo hoy construido en Costa Azul 

 


 
Derivado de los comentarios que han surgido en torno al muro construido en el arroyo de Costa Azul, la regidora Tabita Rodríguez en rueda de prensa expuso la ampliación de la denuncia ante la FGR misma que va contra quien resulte responsable de los hechos los cuales no tienen nada que ver con lo aprobado por Cabildo y declaró que el desarrollador no fue honesto al presentar su documentación misma que dista mucho de la realidad.

Aseveró que en el transcurso de su vida personal y profesional siempre ha sido directa y clara, pues exclamó:

“Tabita Rodríguez no se esconde y siempre seguirá a la defensa de aquellos temas que las personas consideran importantes o que les duele”, afirmó.

Dijo que no se trata de repartir culpas o evadir responsabilidades sino más bien de no encubrir, por ello, aclaró que los hechos aprobados en Cabildo el pasado 8 de abril del año 2020 nunca fue en contra del pueblo puesto que el documento presentado por la Comisión Edilicia que preside y que también fuera firmado por los regidores Julio Belmar Pimentel, e Irene Román Salgado pese a que durante la sesión votara en contra no tiene nada que ver con lo que hoy en día está construido.

Destacó que lo autorizado fueron coordenadas, jamás una construcción y mucho menos un metraje y sobre todo estas están ubicadas en el lado opuesto de donde hoy está el muro.

Alegó que era responsabilidad de la Dirección General de Planeación y Desarrollo Urbano cerciorarse de que la construcción se hiciera con estricto apego y deslinde del predio emitido por la Dirección de Catastro con su respectiva referencia físicas que delimitan la propiedad en base a las coordenadas proporcionadas por la Conagua para con ello evitar los malos manejos cosa que no sucedió. 

Cuando CPS la cuestionó sobre hacer una investigación cuando el problema ya esté presente en lugar de hacerla al momento de la solicitud, manifestó que en su punto de acuerdo está toda la información que el desarrollador le brindó y dijo:

“Con esa documentación nosotros como autoridad actuamos de buena fe y recibimos lo que el desarrollador nos está queriendo decir, yo no soy una unidad investigadora, si tu llega a mi oficina y me presentas tu documentación que te acredite como propietaria del inmueble y me estás mostrando los documentos de la Conagua no tengo por qué no escucharte y porque no hacerlo”, manifestó.

Destacó que esto salió a la luz cuando movida por la inconformidad de la población se adentró al estudio de la situación acompañada de topógrafos acto que no le corresponde como Comisión o Regidora siendo labor de la Dirección General de Planeación y Desarrollo Urbano misma que le fue instruida por Cabildo.

Explicó que la investigación reveló en primera instancia que la licencia expedida por la Dirección General de Planeación y Desarrollo Urbano no corresponde para nada con lo que Cabildo aprobó, adicional a ello, se encontró una concesión otorgada en el 2011 por Conagua por 15 años misma que sufrió una modificación más tarde por parte de Conagua a través de Zofemat las cuales hasta la fecha están a nombre de la empresa Tocase y solo eran 2,798 m2.

Señaló que, en el mismo año, de poco más de 2700 m2 y de una concesión para zona de ornato esto se convirtió en una concesión federal de 3300 metros 2 aproximadamente.
Así mismo reveló, que la Dirección de Catastro emitió el 15 de noviembre del 2019 la manifestación catastral la cual está firmada por Héctor Alejandro Arechiga de la Peña actual director de Catastro misma que fue escriturada el 10 de octubre del 2019 por la notaría pública que pertenece al director y aunado a ello está la autorización por parte de Conagua y con ello la empresa desarrolladora que se expande hasta hoy con una construcción que suma 5636.98 m2.

“Lo que nos presentaron fue la escritura pública original que no nos hablaba ni del proyecto si sabíamos que existía Tocase ni tampoco que existía otra empresa que se llamaba Rincón, todo eso ha sido a raíz de toda la investigación que me ha llevado a echarme un clavado entre los documentos de Cabildo”, mencionó. 

Ante tantas irregularidades como ciudadana y hasta las últimas consecuencias presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) la denuncia correspondiente misma que va en contra de todo aquel que resulte responsable y será dicha autoridad la que determine las violaciones, así como las inconsistencias y con ellos a los culpables siendo sin duda alguna un actor principal Conagua mismo que hasta el momento no ha sido cuestionado por nadie.

Finalmente, y en tanto a las responsabilidades internas manifestó que es el órgano de fiscalización mejor conocido como Contraloría quien se encarga de las infracciones y solo se requiere una denuncia ante ellos para que proceda y puede ser por parte de cualquier ciudadano.
 
 

Fotos: Julio Parra

Comparte