Entrevista exclusiva con reo que denunció aislamiento desde su celda en el Cereso

Entrevista exclusiva con reo que denunció aislamiento desde su celda en el Cereso
Angel Mora Rojo Cabo San Lucas.- En entrevista exclusiva con TRIBUNA DE LOS CABOS, Diego Jacinto Sánchez, quien enfrenta un proceso penal por el delito de privación de la libertad y robo agravado asegura que desde hace casi 4 meses no se le ha permitido salir de su celda, donde permanece las 24 horas del día y que se encuentra en un área donde no tiene contacto con ninguna persona, ni le permiten visitas, por lo que pide igualdad de derechos que el resto de los internos. Señala padecer hepatitis tipo C y no recibir tratamiento médico; además de permanecer en condiciones infrahumanas, sin agua y entre restos de comida putrefacta. “Yo no estoy pidiendo, ni llorando por que estoy aquí adentro, yo se que he hecho cosas, pero sólo pido que me den los mismos derechos que los demás internos”, señaló el entrevistado. Luego de que a través de las redes sociales el mismo detenido difundiera un video exponiendo su situación, donde escribió “Aislamiento sin motivo y abuso de poder del director y su consejo técnico en el Cereso de San José del Cabo; solicito el apoyo del sub director que informe al director de prevención que he estado incomunicado, sin visitas o llamadas o atención médica por los últimos 4 meses…”; TRIBUNA DE LOS CABOS hizo contacto con el presidiario por la misma red social y nos proporcionó el número del celular que a su decir, se lo dio una persona para que denunciara por lo que estaba pasando. La entrevista se realizó entre las 3:00 y 3:30 de la madrugada del martes, donde en primero lugar el reo confirma llamarse Diego Jacinto Sánchez, ser originario de Los Mochis, Sinaloa y tener 33 años de edad, con domicilio en la colonia Los Venados de Cabo San Lucas, así como encontrarse en ese momento en el Cereso de San José del Cabo. La entrevista se reproduce a continuación. TDLC: ¿Porqué estás en el Cereso?. DJS: En el Cereso se me acusa a mí por una privación de la libertad y un robo agravado. TDLC: ¿En qué fecha sucedieron los hechos? DJS: El 25 de noviembre del año pasado, del 2015. TDLC: ¿Cuándo te ingresaron en el Cereso? DJS: A mediados de diciembre, antes nos tuvieron incomunicados en las oficinas donde era la COE y después nos trajeron para acá; primero estuve 40 días en COC para desintoxicarme y eso. TDLC: ¿Y luego te pasaron a la zona de celdas, con la población general? DJS: Me pasaron al módulo 4; en el módulo 1 es para los enfermos, ahí debería estar yo, supuestamente, el 4 es para los loquitos, los que son más rebeldes; el 3 para los sentenciados y el 2 para la “gente buena”, los trabajadores y eso… TDLC: ¿Cuánto tiempo estuviste con la población general? DJS: Con ellos estuve tres o 4 días y de ahí me mandaron a la “jaula”, que es el área de segregados donde están la gente castigada. TDLC: ¿Tuviste alguna riña o alguna situación que hayas violado el reglamento del Cereso? DJS: No, eso es lo que yo les pregunté, ¿por qué me traen para acá?, ¿cuál es el motivo?... yo la otra vez que estuve aquí encerrado fui muy agresivo por que por parte de un comandante me tuvieron aislado también 6 meses; ellos se justificaban porque yo padezco de la enfermedad de hepatitis C y yo les decía que mi enfermedad no se contagia, con eso lo justificaron supuestamente, pero no se me dio tratamiento. TDLC: “La jaula” no es el lugar donde estás ahorita… DJS: “No ahorita estoy en el módulo 6, nivel 3, estaba en una estancia más de cerca donde podía pedir agua a personas que pasaban por ahí, pero como vio la cámara que me mandaban unas Sabritas o un bote de agua o algo, como que se molestaron y me cambiaron hasta el último cuarto para que no pueda pedir nada”. TDLC: ¿Cuánto tiempo estuviste en “La jaula”? DJS: Yo ahí estuve los primeros cuatro o cinco meses; a mi siempre me aíslan, siempre me ponen solo, yo les pido que me pongan con alguien para hablar, para jugar y no, nunca me meten a nadie. En la jaula te sacan 30 minutos al día, diarios, pero si te castigan ya no sales para nada, pero un preso normal todo el día salen, hacen el cambio de turno y a la media hora abren los candados, hasta la 1:00 que es la comida y luego de tres a cinco los meten y luego los vuelven a sacar hasta las 6. TDLC: ¿Y cómo fue que te pasaron al área donde estás ahorita, hace cuanto tiempo? DJS: De un de repente entraron en la mañanita, hace como tres meses y medio, llegó el comandante y me dijo “Diago, agarra tus cosas y vámonos”; yo pensé que ya me iba a un módulo normal por que me habían dicho que me iban a cambiar al módulo 5, pero me trajeron para acá al módulo 6, en el nivel tres donde no hay nada. Iba a subir unos vídeos, pero se ve medio sarra, de cómo me dan la comida por debajo de la puerta, apenas le dije ayer a un guardia que me hiciera el paro de limpiar ahí por que apestaba bien machín ya; haz de cuenta que como nadie me recoge la basura, yo no tengo acceso a nada, entonces, toda la basura que se junta aquí de la comida yo la tengo que tirar afuera por que si no me lleno de cucarachas aquí, yo la aviento y ahí la dejan. TDLC: ¿Y ahí de plano estás alejado de todo? DJS: Yo les dije al consejo cuando me llevaron por primera vez, les dije que me dejaran en la jaula, les pregunté por qué me aíslan más; yo siento que a mi me usan como una rata de laboratorio, a ver que tanto aguanto por que siempre los castigos me los inventan. A mi no me abren la puerta para nada, estoy encerrado todo el día, durante estos tres meses y medio. TDLC: ¿Te han golpeado, o sólo son los castigos? DJS: Sí, cada vez que vienen; mira es que venían a revisarme mucho y yo me empecé a enfadar por que cada vez que vienen me inventan algo, ellos tenían que justificar por qué me tenían aquí castigado; me caían a “la báscula” nada más a mí y que casualidad que siempre encontraban algo, yo les decía que el reglamento dice que yo tengo que estar presente cuando me revisan la celda y tiene que estar presente una persona para grabar, por qué no hacen las cosas apegadas al reglamento. Qué casualidad que siempre que voy a salir encuentran algo, por eso yo llevo tanto tiempo en castigo, por que te dan continuaciones y ahorita me faltan 7 u 8 castigos de 30 días cada uno. TDLC: ¿Ya estás sentenciado? DJS: No, estoy en proceso, yo no se nada de mi caso, no he visto a nadie por que no me dieron abogado, por eso yo no quise declarar; cuando yo estaba en el COC fui una vez a trabajo social y me preguntaron quién me iba a visitar, les di el nombre de mi pareja y de mi hijo y de ahí ya no vi a nadie. TDLC: ¿Nadie más está en esa zona de aislamiento, sólo tu? DJS: Nadie más; estaba un morro que le dicen “El Pollo”, ahí lo tenían en el 7, pero se empezó a quedar loco, empezó a alucinar que lo querían envenenar y lo mandaron al COC. Este nivel como no sube el agua, es muy raro, sólo cuando se llena el tinaco, por eso los internos de aquí los bajaron por que no llega el agua, por eso no está habitado, por eso me metieron aquí, la taza no sirve, cuando llegue no había luz, tuve que pedirle a unos morros de mantenimiento que me pasaron un cable de una de las celdas de abajo. La otra vez que le dije a un comandante que viera las condiciones en las que estaba y me contestó “ahí te vas a morir como perro”. TDLC: ¿No te dejan tener visitas? DJS: Mi pareja cuando ella viene se tiene que levantar a las 5:00 de la mañana para agarrar un pesero en cangrejos, irse a la calle principal y tomar un Suburcabos que la trae a Santa Anita y de ahí ver quien le da raite y que la dejen en la carretera con mi niño y caminar hasta acá adentro, pero nunca la dejan entrar. Ella pide hablar con el director, pero nunca la quiere recibir… yo tuve problemas con él, yo creo que de ahí viene todo… yo me enoje mucho por que cuando estaba en la jaula metí un escrito y le dije al comandante general que iba a venir mi esposa desde Nayarit, nada más se va a quedar tres días, ¿me van a dejar verla? Y me dijo que sí, que no había ningún problema. Se vino, llega aquí y no la dejan entrar, sólo nos dieron un locutorio de 20 minutos, sólo hablamos por una ventanita y yo me enojé y les reclame que les dije que había metido un escrito desde antes y al salir del locutorio, cuando me llevaban a la jaula de regreso me encontré con el director y le dije ey, director le he metido tres solicitudes para hablar con usted y explicarle la situación de mi familia, pero en cuento me vio ordenó que me llevaran al segregado y nos hicimos de palabras y se me vinieron los guardia y el dijo, no por que ahí está la cámara, sino “fuera otra cosa”. Ya de ahí me decían los comandantes que me había metido en problemas con el director y yo les dije que estaba peleando lo justo por que el vato me debe de recibir y ver que mi familia desde donde viene y no los dejan hacer la visita. TDLC: ¿En cuanto a tu problema de salud, no te están dando tratamiento? DJS: La doctora no nos quiere atender, parece que le damos asco, siempre pide que estén dos guardias con ella, pero como son como 10 guardias para todo el penal, ellos tiene que estar en las áreas donde más se necesita y por eso no nos atiende. Yo tengo 16 años con hepatitis C, haz de cuenta que el último estudio que me hicieron fue en el 2007 y tenía el 27% de mi hígado muy maltratado, con riego de cirrosis, me dijo la especialista, me pusieron en un tratamiento de 6 meses y una dieta especial, pero no lo termine por que salí de la cárcel y me vine para México, por que esto fue en una cárcel del otro lado y ya no seguí el tratamiento. Cuando volví a caer en este Cereso, yo les dije que yo me pongo mal, me salen muchas manchas de los pies hacia arriba y en Estados Unidos el especialista me dijo que cuando me pasa eso es por que los niveles de hierro los tengo muy altos y ahorita no tengo tratamiento y ya me salieron esas manchas; yo no tengo que comer cosas con grasas, pero me tiran a loco, me dicen “aquí no podemos hacer nada, dile a tu familia que te traiga tratamiento”. “En realidad yo no estoy peleando ni siquiera eso, yo no estoy peleando por que me saquen de aquí, yo lo único que quiero es que se respeten mis derechos y tener los mismos derechos que los demás reos”, concluyó.
Comparte