Pretenden poner candados para que desarrolladores de vivienda no dejen indefensos a compradores de buena fe

Pretenden poner candados para que desarrolladores de vivienda no dejen indefensos a compradores de buena fe
  • Se trabaja en la modificación de la Ley de Desarrollo Urbano para que ya no se autoricen proyectos en régimen de propiedad en condominio si se trata de fraccionamientos de interés social, porque eso impide que el Ayuntamiento pueda entregar los servicios básicos: Álvaro Ramírez
Leticia Hernandez Vera San José del Cabo.- Ante casos lamentables de desarrollos habitacionales que se entregan sin terminar a personas que compran de buena fe, como casos Chula Vista y Puerto Nuevo, se trabaja en una propuesta para modificar la Ley de Desarrollo Urbano con la finalidad de ponerle candados a los nuevos proyectos y que en el caso social ya no se autoricen en régimen de propiedad en condominio, porque eso dificulta que el Ayuntamiento entregue servicios a las familias que adquieren las viviendas, así lo informó el director general de Desarrollo Urbano, Álvaro Ramírez. Reveló que ya se trabaja en esta propuesta en Cabildo con la Comisión edilicia de Reglamentos, a fin de establecer candados y que ya no haya más casos Chula Vista en el municipio, aseveró el funcionario municipal. Dijo que no es recomendable los regímenes de propiedad en condominio en el caso de viviendas de interés social, ya que los desarrolladores entregan a la asociación de condóminos la edificación y no al Municipio. Esto significa que la misma sociedad, los vecinos a través de cuotas se encargan del mantenimiento del fraccionamiento, pero cuando se trata de viviendas de interés social no se pueden organizar por la cantidad de personas que habitan y que no tienen los suficientes recursos para poder establecer ese régimen. "Por eso astutamente los desarrolladores han estado trabajando de esa manera. Afectando a los compradores de buena fe", subrayó. Por eso la propuesta de modificar la ley y poner candados para que los desarrolladores cumplan sus obligaciones, no dejen los fraccionamientos sin los servicios básicos y dejando indefensos a los compradores por no poder jurídicamente el Ayuntamiento recibir el desarrollo para otorgar los servicios básicos.
Comparte