Aparece ballena muerta en playa de Navolato

Aparece ballena muerta en playa de Navolato

El cuerpo de una enorme ballena, de casi 15 metros de largo fue localizado en las playas del Tambor, en el municipio de Navolato, sin lesiones aparentes, por lo que personal de la Unidad de Vida Silvestre notificó del hallazgo a la Procedería Federal de Protección del Ambiente para que le extraiga muestras de sus tejidos.

A 100 kilómetros al sur de Culiacán, en enero pasado, en la bahía de Ceuta, fue descubierta una ballena muerta en las playas, de casi nueve metros de largo y con algunas lesiones en su cuerpo, el cual fue sepultado en una enorme fosa.

Las autoridades de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y de Protección Civil de Elota constataron que en la cola y la cabeza del enorme animal marino, tenía enredado parte de una red de pesca, presuntamente de las que utilizan embarcaciones de gran calado.

--Investigarán causas de muerte de ballena

El presidente de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México, Ernesto Zazueta Zazueta dio a conocer que la Unidad de Rescate de Vida Silvestre de Sinaloa fue notificada sobre la presencia de una ballena grande, frente a las costas de la bahía de Altata, en Navolato.

Señaló que el personal recorrió varios kilómetros en busca del cetáceo en un intento de prestarle ayuda, en caso de que estuviera varado, pero fue descubierta muerta en una zona donde se observa mucha contaminación.

Dio a conocer que serán las autoridades federales las que logren determinar las causas de la muerte de cetáceo, el cual tendrá que ser sepultado en la misma zona, donde fue localizado su cuerpo una vez que se tomen las muestras de su tejido.

El pasado 2 de enero, en la zona de la Isla de la Piedra, en Mazatlán, cuerpos de auxilio y activistas de la naturaleza devolvieron al mar un pequeño ballenato que había encallado, pero días después su cuerpo fue arrojado por las olas en la misma zona, por lo que se procedió a tomarle muestras y ordenar su sepultura.

Un mes antes, en las playas de Cerritos, en Mazatlán, una enorme ballena jorobada de más de nueve metros de largo quedó varada y pese a los intentos de cientos de personas que se unieron para devolverla al mar esta falleció.

Comparte