Ombudsman de BCS respalda ejercicio periodístico y reprueba agresiones

Ante la ola de ataques y agresiones a miembros del gremio periodístico que se ha dado últimamente en el país, el presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) de Baja California Sur, Elías Camargo, destacó la necesidad de fortalecer los mecanismos estatales y federales de protección a periodistas.

De esta manera el organismo estatal se suma al pronunciamiento emitido en conjunto por la Federación mexicana de organismos públicos defensores de los derechos humanos en México, que piden respeto a quienes ejercen en el ramo de la comunicación.

Elías Camargo declaró que:

 “El fenómeno está presente en todas las entidades de la república y al atentar contra los comunicadores y periodistas se atenta contra la democracia en nuestro país, por ello este firme pronunciamiento de todos los organismos protectores de derechos humanos en el país”. 

El ombudsman sostuvo que la crisis de violencia requiere de acciones concretas en la investigación de los asesinatos y agresiones que se han cometido, además de hacer cambios urgentes a las medidas de protección a periodistas que hay actualmente.

“Próximamente estaremos como federación llevando a cabo acciones concretas para apoyar al gremio de periodistas y comunicadores en México, estaremos incidiendo en las autoridades competentes para que se fortalezcan los mecanismos de protección”, puntualizó el titular del organismo. 

Dijo también que todas las personas que trabajen en medios de información, familiares de los periodistas e incluso quienes usen las redes sociales o plataformas digitales para informar, deben ser protegidos.

 En un recuento de los hechos, resalta que en lo poco que va del año se han registrado cinco asesinatos, tres de ellos en Tijuana, y el último ocurrió la madrugada de este domingo. 

A pesar de que en Baja California Sur no se ha registrado ninguna situación de este tipo últimamente, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) afirma que no estamos ajenos a los actos de amenaza a la integridad de los comunicadores.

 

Los comentarios están cerrados.