OMS respalda el uso de la vacuna con la malaria para niños

Este miércoles, de manera histórica, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó el uso de la vacuna contra la malaria para niños, una de las enfermedades más mortíferas del mundo, pero sobre todo que golpea fuertemente al continente africano, con la que la comunidad científica lleva más de 100 años luchando. Es transmitida por la picadura del mosquito Anopheles y se estima cobra la vida de más de 400.000 personas al año.

En un comunicado de prensa, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus declaró, que es un momento histórico ante la llegada de la muy esperada vacuna “RTS,S / AS01” de la farmacéutica GlaxoSmithKline, Mosquirix, contra la malaria para niños, destacando los grandes avances que la ciencia ha tenido para la salud infantil y la lucha contra la malaria, una enfermedad antigua. Comentó que el uso de esta vacuna es una herramienta para prevenir dicha enfermedad que podría salvar decenas de miles de vidas de menores al año.

“Comencé mi carrera como investigador en malaria y anhelaba el día en que tuviéramos una vacuna eficaz contra esta antigua y terrible enfermedad. Hoy es ese día: un día histórico”, expresó el director general de la OMS.

“Su uso, además de las herramientas de prevención existentes, podrá salvar decenas de miles de vidas de los más jóvenes cada año”, agregó.

Pues tan sólo en África, mata a más de 260.000 menores al año, por lo que esta vacuna traerá esperanza ante la preocupación de que dicha enfermedad conocida como “paludismo” se vuelva resistente a los tratamientos.

Matshidiso Moeti, el director regional de la OMS para África comentó la lucha intensa que el continente africano ha tenido contra la malaria, y expresó su entusiasmo ante la llega de la vacuna después de mucho tiempo. Luego de los programas pilotos que se realizaron con éxito en países como Kenia, Ghana y Malui, en donde se aplicaron aproximadamente dos millones de dosis en zonas donde era más frecuente la enfermedad.

Los comentarios están cerrados.