ONU advierte sobre una catástrofe humanitaria en Afganistán

Durante una conferencia de prensa en línea desde Ginebra, la subdirectora regional del Programa Mundial de Alimentos (PMA) para Asia y el Pacífico, Anthea Webb, dijo que la organización pudo transportar 600 toneladas de alimentos a Afganistán esta semana y ayudar a 80.000 personas.

Esta cifra se suma a los más de 5 millones de personas que el PMA ya pudo ayudar desde principios de año.

Tras la caída de Kabul en manos de los talibanes, la ONU les pidió que garanticen el acceso humanitario.

El martes, el PMA pidió a la comunidad internacional que acelere las operaciones destinadas a posicionar anticipadamente la ayuda humanitaria de cara al invierno que se acerca.

“Habitualmente, en esta época del año, el PMA se ocupa de posicionar anticipadamente reservas de alimentos en los almacenes y dentro de las comunidades de Afganistán, que luego se distribuyen a las familias afganas necesitadas antes de que sean interrumpidas por las brutales nevadas del invierno”, dijo Webb.

“Este año, sin embargo, con los bajos niveles de financiación y las necesidades crecientes, corremos el riesgo de quedarnos sin harina de trigo, nuestro principal suministro, desde octubre. Solo nos quedan unas pocas semanas para asegurar la financiación necesaria de los donantes y establecer reservas de alimentos antes de que la nieve bloquee los pasos de montaña”, dijo.

Una vez que haya nieve, será demasiado tarde para ayudar al pueblo afgano, advierte el PMA, según el cual una de cada tres personas pasa hambre en Afganistán.

Más allá del conflicto, Afganistán se ha visto afectado por una sequía severa durante varios años, y la pandemia de covid-19 ha empeorado la situación humanitaria.

 

Los comentarios están cerrados.