Oposición: riesgo mortal, regreso a clases

Las bancadas del PAN y del PRD en la Cámara de Diputados consideraron “irresponsable” y un “riesgo mortal” el regreso presencial a clases planteado por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Los panistas consideraron que la Secretaría de Educación Pública (SEP) delega toda responsabilidad a los padres  a través de una carta responsiva, con la que se lava las manos ante contagios y posibles casos graves de Covid-19 entre estudiantes.

El diputado panista Héctor Saúl Téllez dijo que aun cuando todos los indicadores evidencian que no es viable un regreso a clases presencial, el gobierno federal, a través de la SEP, pondrá en riesgo la salud de los niños mexicanos al insistir en reanudar las actividades académicas en las escuelas de nivel básico.

“Ante el incremento de casos detectados durante la tercera ola, contrario a establecer medidas sanitarias que permitan frenar los contagios, la SEP pone en riesgo la salud de los niños para cumplir con el capricho del inquilino de Palacio Nacional,  que advirtió que llueva, truene o relampaguee habrá regreso a clases  el próximo ciclo escolar, es una decisión criminal”, dijo.

Recordó que desde el inicio de la pandemia en México, el gobierno ha tomado decisiones erráticas que más allá de contener y reducir los contagios han generado todo lo contrario, además de la manipulación en las cifras de contagiados y muertes por Covid 19 en México. Aseveró que la carta responsiva que la SEP está obligando a firmar a todos los padres de que tomen la decisión de enviar a sus hijos a clases en el ciclo escolar que iniciará el 30 de agosto próximo, es la manera en la que el gobierno federal busca “lavarse las manos” ante cualquier contagio y consecuencias graves de salud para los estudiantes.

En tanto, la secretaria general del PRD, Adriana Díaz Contreras, rechazó rotundamente la afirmación presidencial relativa a que los niños, niñas y adolescentes deben “correr riesgos” para asistir a la escuela, ya que esos riesgos significan contagios y muertes que pueden evitarse.

“El Presidente de la República perdió la cordura al decir que se tienen que correr riesgos. Nadie en México está facultado para jugar con la vida de los niños y adolescentes, por lo que la insistencia de tener clases presenciales es criminal”, aseveró.

La perredista recordó que la tercera ola ya superó el máximo de contagios alcanzados durante la segunda ola, con el predominio de la variante Delta mucho más agresiva.  

 

Los comentarios están cerrados.