Personas con discapacidad, invisibles para la sociedad

Más allá del discurso social y político, las personas con discapacidad siguen padeciendo la falta de una vida digna, debido a la falta de infraestructura y de transporte público, una condición que solemos ignorar

Según información recabada durante el Censo de Población y Vivienda 2020, en BCS residen 798 mil 447 personas, de las cuales el 93.7% no padece alguna limitación en su actividad cotidiana, discapacidad, algún problema o condición mental, es decir, de un grupo de 10 personas, una podría tener alguna discapacidad y según testimonios de este sector, suelen ser ignorados por la mayoría y a veces, también son desplazados y discriminados. 

En este sentido la señora María del Carmen del Monte Luna, compartió que ella pasó a ser parte de la población con discapacidad debido a una enfermedad degenerativa que le desgasta el cartílago de las rodillas, desde entonces no sólo ha tenido que moverse por medio de una silla de ruedas, su condición la ha llevado a padecer la indiferencia social y la histórica falta de acción de las autoridades gubernamentales, misma, que se refleja en una  infraestructura urbana carente de adecuaciones para este sector de la población.

Personas con discapacidad

En el discurso, las autoridades abanderan la idea de que la seguridad de las personas con discapacidad y la del peatón en general, deben ser prioridad en toda obra, sin embargo en la acción, los trabajos que se han hecho al respecto son prácticamente nulos, ante la falta de una infraestructura incluyente, es común ver personas con discapacidad desplazándose por la vialidad, poniendo en riesgo sus vidas y la de otros, a veces recibiendo insultos. Ante la falta de oportunidades laborales, es casual ver personas ciegas o en sillas de ruedas, vendiendo dulces o artesanías en una plaza, en una esquina o en algún punto de mucha afluencia, tal como lo hace la señora María del Carmen, que acude al Jardín Velazco a vender sus productos para sostenerse. 

Un tema clave en este punto es la movilidad, una limitación que la señora María del Carmen enfrenta día a día y que limita sus derechos, a desplazarse y con ello acceder a servicios. Al respecto Yazmith Bataz Carballo, activista a favor de las personas con discapacidad y exdirectora del Instituto Sudcaliforniano para la Inclusión de Personas con Discapacidad, señaló lo importante que es contar con acceso al transporte público para personas que usan silla de ruedas como ella, si no hay transporte no tienes acceso a salud, trabajo, esparcimiento, no accedes a una vida digna que por derecho debería tener todo ciudadano y ciudadana.

“Los transportistas dicen que las personas con discapacidad no son negocio porque tienen que adaptar sus unidades, en segunda porque pagan la mitad del pasaje, pero estaríamos dispuestos a pagar el pasaje completo sí hubiera acceso a un transporte digno”, expresó. 

El 17 de mayo de 2022, en el Diario Oficial de la Federación se publicó la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial, que busca garantizar el derecho de toda persona a trasladarse y disponer de un sistema de movilidad de calidad, suficiente y accesible; obliga además a las entidades y sus congresos, a trabajar con el tema sobre la mesa, uno que en BCS ha alejado a los sudcalifornianos con discapacidad de una vida digna, debido a la politización Según el testimonio de Yazmith Bataz, la ley estatal que ha pasado del congelador a la polémica y viceversa desde el 2017, sí incluye puntos que favorecen a las personas con discapacidad, ella fue actor y testigo directo del trabajo que se hizo al respecto, pero hasta ahora los intereses de otros sectores de la población han pasado por encima de éste. 

“La movilidad es para todos, en un momento dado cada persona puede utilizar un transporte adecuado a la discapacidad, por alguna situación temporal, constante o por la misma edad”, expuso, tras recordar que en La Paz, solo hay un camión adaptado a personas que usan sillas de ruedas.

Según estimaciones de Yazmith Bataz, en BCS hay alrededor de 10 mil personas con discapacidad, son 6 mil con discapacidad motriz y 1,500 son ciegas, ellos viven día a día un calvario que las autoridades y la población en general ignoramos y a veces, hasta juzgamos.

Los comentarios están cerrados.