Piden declarar “personas no gratas” a Díaz-Canel y Maduro

Los diputados locales del PAN, América Rangel Lorenzana y Federico Döring Casar, exigieron a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, declarar como “personas no gratas” a los mandatarios de Cuba y Venezuela, Miguel Díaz-Canel y Nicolás Maduro, respectivamente.

“No los queremos más aquí. No queremos que nos visiten en el futuro, ni queremos compartir siquiera el aire con ellos. Son dictadores y han hecho mucho daño a sus habitantes”.

Los panistas se sumaron al repudió social en contra de Andrés Manuel López Obrador, por haber invitado a Díaz-Canel en México para los festejos patrios, “poniendo a nuestras Fuerzas Armadas a los pies de un dictador cubano. Eso es muy humillante para los militares, que son personas de buen oficio y entregadas a México”, denunciaron los legisladores del blanquiazul.

Rangel Lorenzana desde principios de semana exigió por las redes sociales que el Congreso local, considerara al presidente de Cuba, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, como visitante “non grato”, cuyo mensaje fue replicado, incluso, por el portal “Cuba Patria Libre”.

Además, aseguró que el próximo martes, en la sesión ordinaria del Congreso capitalino, presentará un punto de acuerdo de urgente y obvia resolución, para que los diputados locales se pronuncien en contra de la visita del mandatario cubano.

“Cuba lleva más de 60 años bajo el yugo de una dictadura asesina. Por eso, al tirano Díaz-Canel tenemos que decirle fuerte y claro, que en México no es bienvenido”, escribió en las redes sociales y en el documento que presentará ante el pleno en el Antiguo Palacio de Donceles.

Con su mensaje por las redes sociales, la panista se hizo acompañar de un video, en el que explica por qué Díaz-Canel no representa al pueblo cubano y sí a un régimen totalitario que pretende perpetuarse.

Reconoció que México no debe ser ajeno a lo que sucede en el mundo, “aunque la errática conducción de la política exterior de nuestro país, nos ha llevado en dos décadas de los sublime a lo ridículo, aún conservamos un importante crédito de prestigio, dada esa añeja y sólida tradición de política exterior, que nos obliga a asumir posiciones de defensa de la libertad, democracia y Estado de Derecho en otras latitudes”, comentó.

El punto de acuerdo lo presentó al presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, Héctor Díaz Polanco, para que lo incluya en el orden de día de la sesión ordinaria del próximo martes.

Recordó que el 19 de abril de 2018, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez fue nombrado presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, después de que Raúl Modesto Castro Ruz, hermano de Fidel Alejandro Castro Ruz, abandonara dicho cargo.

“Su designación se debió a la votación de una lista que Díaz-Canel encabezaba, por un grupo de diputados que conformaban el Consejo de Estado de Cuba. Incluso, en el primer discurso que emitió fue continuar con las políticas de ‘la revolución’, e indicar que Raúl Castro seguiría tomando las decisiones con las que se manejaría el futuro del país”, destacó la legisladora.

Acusó que el propio Raúl Castro, promovió ese año una reforma a la Constitución local, para conservar y constituir a Cuba, como un estado socialista y que el Partido Comunista de Cuba (PCC), partido del cuál es dirigente Díaz-Canel, fungirá como “guía de la sociedad”.

Derivado de estos cambios, recordó Rangel Lorenzana, el 10 de octubre de 2019 Díaz-Canel fue nombrado por el parlamento Presidente de la República de Cuba, por un periodo de cinco años, con posibilidad de reelección por otro periodo, no obstante “evalúan propuestas” para una reelección indefinida si resulta “la voluntad del pueblo”.

Sin embargo, el pasado domingo 11 de julio, miles de cubanos salieron a las calles de San Antonio de los Baños, para protestar con consignas de “libertad” y “abajo la dictadura”, extendiéndose rápidamente por todo el país.

“Esta fue la mayor propuesta en la isla en los últimos 60 años. Gracias a fotos y videos difundidos en redes sociales, se pudo apreciar que gran parte de las manifestaciones fueron reprimidas violentamente por la policía, agrediendo está incluso a personal de diversos medios de comunicación”, denunció la panista.

Pese a ello, con motivo de los festejos patrios del 211 Aniversario de la Independencia de México, Díaz-Canel fue invitado por Andrés Manuel López Obrador, con lo que es la tercera visita a territorio mexicano, según lo mencionado por funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Además, prolongó su estadía hasta el pasado sábado, con la celebración de la VI Cumbre de Jefes y Jefas de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), reunión en la que el tema principal será la propuesta de desaparecer la Organización de Estados Americanos.

A dicha reunión, también acudió Nicolás Maduro, mandatario de Venezuela, por lo que Döring Casar se sumó a la demanda de su compañera, para exigir a la jefa de Gobierno declarar como “personas no gratas” para Ciudad de México a dichos mandatarios.

“No los queremos más aquí. No queremos que nos visiten en el futuro, ni queremos compartir siquiera el aire con ellos. Son dictadores y le han hecho mucho daño a sus habitantes”, acusó.

Además, el panista lamentó que Maduro haya estado en el país, “cuando tiene a los venezolanos con miedo por su represor gobierno que los ataca, persigue y los tiene en la miseria. No queremos pensar que AMLO tenga como guía de Gobierno a Nicolás Maduro”, sostuvo.

Destacó que entiende el dolor y coraje de los cubanos y venezolanos que radican en la Ciudad cuando sus presidentes vienen, “por eso les pedimos que juntos le exijamos a la 4T declarar como personas no gratas a estos dictadores para futuras ocasiones que tengan el deseo de venir a la capital”, reiteró.

Los comentarios están cerrados.