Phil Collins, víctima de falsificación, al adquirir piezas históricas

Te preguntarás, ¿qué tiene que ver Phil Collins con la falsificación de restos históricos? Bueno, parece ser que fue una de las víctimas de un grupo de historiadores que vendieron al músico objetos cualesquiera, fingiendo que se trataban de artefactos autentificados pertenecientes a la Batalla de El Álamo, conflicto militar en el que mexicanos y anglosajones lucharon entre sí por el territorio de Texas.

Todo comenzó cuando hace más de una década, el comerciante de antigüedades Alexander McDuffie y el historiador Joseph Musso trabajaban en el proyecto de restauración del sitio de El Álamo, en San Antonio (Texas), donde se encargaban de autentificar algunos artefactos que fueron utilizados o tuvieron lugar durante la batalla de 1836, en la que México y Estados Unidos se disputaron la zona que comprende el estado texano.

El objetivo de restaurar el sitio fue la construcción de un museo que resguardaría piezas históricas relacionadas con la batalla, toda ellas donadas por el líder de la agrupación británica Phil Collins que -por años- se convirtió en un ávido coleccionista de recuerdos de El Álamo. El baterista “incluso financió una excavación en busca de artefactos históricos debajo de un edificio a la vuelta de la esquina del Álamo”, detalló “The art newspaper” en una reciente publicación.

Pero pareciera que muchas de estas piezas provenían de todo menos El Álamo o, al menos, McDuffie y Musso fueron acusados de incluir artefactos falsos por un grupo de periodistas que había publicado la obra “Forget the Alamo: The Rise and Fall of an American Myth”. Los columnistas también los acusaron de comercializar al músico inglés piezas apócrifas que ellos mismos habían truqueado con inscripciones y marcas para que se asemejaran a las reales, a precios exorbitantes.

Sin embargo, en esa época, McDuffie denunció ser víctima de difamación por Chris Tomlinson, Bryan Burrough y Jason Stanford –autores del libro y de otros artículos que ponían en duda el trabajo de los historiadores-, por lo que solicitó al editor del texto llevar a cabo correcciones y retractaciones, pues el contenido estaba lleno de “tergiversaciones y citas erróneas”.

Y aunque realizaron algunas precisiones, el historiador no conforme alegó que “ni siquiera se habían acercado a borrar las impresiones que el artículo había creado, ni corrigieron todos los errores de hecho”.

La obra, sin más cambios, fue publicada en junio de 2021, y fue recientemente editado (el pasado 7 de junio de 2022), pero las demandas siguen en pie, ya que tanto McDuffie como Musso aseguran que el contenido de la obra ha acabado con sus carreras como historiadores, impidiendo la creación del museo que exhibiría la historia de El Álamo, uno de los sitios turísticos más visitados de Texas.

Los comentarios están cerrados.