Planteles deben ser seguros para un regreso a clases presencial

Luego de que se diera a conocer que colegios particulares de Los Cabos estaban impartiendo clases presenciales pese a la falta de autorización por parte de las instancias de salud, Elmunth Castillo Sandoval, secretario general de la sección tercera del SNTE, manifestó que, si bien desean que los alumnos regresen a las aulas, debe de ser de manera segura.

Expuso que, si bien los docentes ya están en clases a distancia desde casa y desde las escuelas, para el regreso a las aulas es necesario esperar las indicaciones de la autoridad del sector salud.

“Me daría mucho gusto que pudiéramos regresar a clases presenciales pero que lo hagamos en centros de trabajo, en planteles seguros, en planteles donde estén todas las condiciones dadas para no poner en riesgo a ningún niño, a ninguna niña, a ningún joven y a ningún trabajador de la educación de Baja California Sur”, destacó.

Manifestó que la Mesa de Seguridad en Salud estableció el 14 de febrero como fecha tentativa, no obstante, esta semana se revisarán los contagios para en base a ellos determinar si los alumnos regresan a las aulas.

En cuanto a si la educación se está dejando en último, pese que el resto de las actividades ya están activas, dijo:

“Yo me voy más al tema de seguridad de los mismos jóvenes, imagínate una escuela primaria en Los Cabos con 700 alumnos en donde algunos muy pocos tienen hermanos, estamos hablando de que es congregan allí 500 familias, 500 hogares.

Imagínate ahí el potencial de contagio es que se convierte ese plantel, las escuelas son realmente un punto de concentración de las familias, de la comunidad, de la sociedad entonces cuando se regrese a clases insisto ojalá sea pronto pero que sea con todas las condiciones de seguridad para evitar contagios para niñas, niños, jóvenes y para todo el personal que trabaja”.

Finalmente explicó que como Sindicato Nacional de Trabajadores estarán pendientes de que los planteles tengan las condiciones para el regreso a clases, y eso implica que tengan las medidas de salud, tales como gel antibacterial, agua potable, pero también electricidad y las instalaciones necesarias, por lo que esta semana estarán realizando la revisión de los mismos, no obstante, podría ser el mayor número los que estén en las condiciones para que los niños estén de regreso.

 

Los comentarios están cerrados.