Preocupa al sector empresarial la Ley de Manejo Integral de Residuos Sólidos

El sector empresarial se ha manifestado en contra de la Ley de Manejo Integral de Residuos Sólidos para Baja California Sur propuesta por la diputada Gabriela Montoya Terrazas. La legisladora, por su parte, llamó a crear una sinergia ambiental entre sociedad y gobierno para atacar la problemática de los residuos sólidos, la cual, aseguró, genera contaminación y daña la salud de los sudcalifornianos.

“Uno de los problemas actuales más importantes y que aún continúan en el Estado, es el de la gran cantidad de residuos que se generan, y que en su gran mayoría provienen de prácticas de consumo insustentables y de las pocas acciones que se toman en lo individual y en conjunto para reducir conscientemente la cantidad de basura, y, efectivamente, una vez desechados, estos residuos son recolectados para llevarlos posteriormente a un sitio de disposición final, donde se aprovecha únicamente una fracción de aquellos residuos, pero que en su mayoría estos no son reincorporados a un ciclo de valorización y uso”, expresó en la tribuna del Congreso del Estado.

Al respecto, el presidente estatal de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo Díaz Tronco, mencionó que esta ley preocupa a los empresarios, pues les otorga responsabilidades que actualmente no pueden cumplir. Explicó que los municipios no cuentan con la infraestructura adecuada para realizar la separación y reciclaje de los residuos sólidos.

“Por ejemplo, obliga, dando un ejemplo práctico, si una empresa de salsa te produce envases de vidrio se tiene que responsabilizar desde que sale del establecimiento hasta que el usuario final deseche este producto, lo cual prácticamente es imposible en este momento”, puntualizó.

De igual manera, indicó que pone en riesgo el sustento de un importante número de familias al prohibir el trabajo de los pepenadores.

“Hay una gran cantidad de familias que hoy en día en México y en nuestro estado viven de esta actividad, donde recaudan productos de un solo uso que los llevan a centros de distribución de reciclaje y tienen una entrada familiar”, comentó.

El presidente estatal de la Coparmex resaltó que se encuentran a favor de las iniciativas que buscan un impacto positivo en el medio ambiente. Sin embargo, indicó que esto requiere un trabajo conjunto del Gobierno y las empresas, donde estas últimas puedan acceder a incentivos fiscales.

Los comentarios están cerrados.