En medio de la temporada alta de CSL, prevalece el trabajo infantil

En un recorrido realizado en la zona turística de Cabo San Lucas se pudo ver una alta afluencia de visitantes, pero también la presencia de mujeres vendedoras ambulantes que traían a sus hijos ofertando pulseras, hecho que demuestra la vulnerabilidad en la que se encuentran estos menores. 

Desde la tarde de este sábado,  las calles de Paseo de la Marina y bulevar Lázaro Cárdenas empezaron a verse visitadas de turistas, hecho que fue  creciendo conforme pasaban las horas y es que diversos negocios y calles estuvieron concurridos. 

Esta alta afluencia de personas en la zona centro, ocasionó que mujeres aprovecharan para vender sus productos a los turistas, algunas de estas mujeres acompañados de sus hijos, mismos que aprovecharon la ocasión  para abordar a algunas personas y ofrecerles lo que traían o pedirles dinero. 

Después de las 6 de la tarde, la venta de alcohol fue suspendida  en tiendas, restaurantes y bares, esto  debido a la ley seca que entró en vigor esta tarde a las 18 horas y concluirá lunes a las 8 horas, motivo próximos plebiscito a Delegados Municipales, hecho que no impidió que la gente saliera a divertirse, desde luego acatando las medidas sanitarias.

 

Los comentarios están cerrados.