Primera llamada

Primera llamada

“Si con grandes sacrificios por la pandemia hay empresas cerradas u operando con restricciones  --lo que ha afectado de manera drástica el ingreso en los hogares--, lo de los partidos políticos, por la contradicción expuesta por el activismo, era cuestión de tiempo que se diera una postura pública contra el despliegue de concentraciones y movilizaciones”.

Que se abstengan. Ha sido el llamado, en esta ocasión –ayer al mediodía—en condición de exhorto:

“Se exhorta a los partidos políticos con registro vigente en el Estado de Baja California Sur para que se abstengan de realizar mítines y cualquier otra clase de reuniones de índole política, en consideración al nivel de alerta sanitaria 3 (alto / amarillo) que actualmente se registra en Baja California Sur”.

Es el llamado del Comité Estatal para la Seguridad en Salud.

También, “se exhorta a la ciudadanía a abstenerse de convocar y asistir a mítines y cualquier otra clase de reunión de índole política, en consideración al nivel de alerta sanitaria 3 (alto / amarillo) que actualmente se registra en Baja California Sur”.

Es un alto a la grilla disparada en los momentos más críticos de la expansión de la epidemia de coronavirus, desbordado el activismo político por las ansias que alimentan los comicios del 2021. La cuestión es, qué va pasar con aquellos partidos políticos y activistas que incurran en ignorar el exhorto referido dado ayer al mediodía.

Desoír el llamado a las no concentraciones masivas, costaría el cargo a un integrante del gabinete sudcaliforniano y le generó una multa de 350 mil pesos al hotel receptor del evento.

Sin embargo, el futurismo político llevó al activismo político en Baja California Sur, casi desde el mismo 2018: de los que rendían protesta por sus nuevos cargos de representación, se veían desde esos momentos ya haciendo por los cargos del 2021.

Dentro de 7 meses y dos días se votará por Gobernador (2021/2027), por 16 diputados locales de mayoría relativa (si es que no siguen adelante las ocurrencias de la mayoría legislativa Morena, ahora por seis años en la curul) y 5 de representación proporcional, más la renovación de los cinco ayuntamientos. Y en la suma de la jornada electoral del 6 de junio del 2021, también las diputaciones electorales, dos por Baja California Sur.

En el despacho del Comité Estatal para la Seguridad en Salud se observa sobre el contexto político “que de acuerdo con la Ley Electoral del Estado de Baja California Sur, el proceso electoral 2020 – 2021 por el que se renovarán diversos cargos locales de elección popular, dará inicio la primera semana del mes de diciembre de 2020”. 

Se observa que corresponde al Instituto Nacional Electoral y al Instituto Estatal Electoral de Baja California Sur, en uso de sus respectivas atribuciones y facultades legales, emitir en su oportunidad las disposiciones reglamentarias a través de las cuales se regulará la realización de las elecciones, incluyendo la jornada electoral y los periodos de precampaña y campañas dirigidas a la obtención del voto. 

Se señala: “pese a no ser actividades esenciales y estar restringidas de acuerdo con el nivel de alerta sanitaria vigente, ha proliferado en las últimas semanas la celebración de reuniones sociales organizadas por partidos políticos y/o personas que han manifestado interés en participar en los próximos comicios”.

Activismo a balcón: “Que la celebración de dichas reuniones suele difundirse a través de plataformas de redes sociales, en las que puede apreciarse la aglomeración de personas, así como mensajes que aluden a la supuesta observancia de medidas obligatorias de prevención tales como el uso de cubreboca o el distanciamiento físico, no obstante lo cual, también puede apreciarse su aplicación deficiente”. 

A Baja California Sur se le declaró en emergencia sanitaria el pasado 30 de marzo y hace casi cinco meses se dio el pronunciamiento por la estrategia de reapertura gradual de las actividades económicas, recreativas y socioculturales, consistente en seis niveles de alerta, identificados en colores y a través de diversas disposiciones indicativas de las actividades permitidas, el distanciamiento social y los aforos autorizados a cada nivel.

En estas fechas el estado se encuentra en el llamado Nivel 3 (alto) de la Alerta Sanitaria (amarillo), el cual limita la realización de actividades económicas no esenciales. En los exhortos no hay alusión directa o a alguien en particular. Por las redes sociales que se aluden, es de considerar que hay identificaciones. Todo ha quedado, no obstante en lo que podría ser una primera llamada.

Pero, con la primera semana de diciembre no sólo iniciará el proceso electoral local, sino que para el proceso electoral federal se tiene considerado el inicio de las precampañas a finales del propio mes decembrino. 

Por lo pronto queda en la mira noviembre…y los tuits (como con las series televisivas estadounidenses, todo lo que difundan podrá ser usado en su contra).

Hay un llamado a la no masificación del activismo político con eventos de concentración de simpatizantes o activistas. Lo de ayer sólo fue un exhorto. Queda por ver, como se llega a decir, si no sólo queda un llamado a misa. Y qué consecuencias habría por ello.

Si con grandes sacrificios por la pandemia hay empresas cerradas u operando con restricciones  --lo que ha afectado de manera drástica el ingreso en los hogares--, lo de los partidos políticos, por la contradicción expuesta por el activismo, era cuestión de tiempo que se diera una postura pública contra el despliegue de concentraciones y movilizaciones. Primera llamada.

GRILLAS Y GRILLOS

Rigoberto Arce, en firme con su proyecto político. De Mujer a mujer, vaya cuestionamientos de la regidora morenista Irene Román Salgado a la alcaldesa morenista Armida Castro. Queda por ver qué pasará el viernes… No sabía que lo querían cortar, hasta que se dio cuenta del cortón.  

Comparte