¿Primero COVID y ahora hepatitis?: El nuevo temor de los padres de familia

La hepatitis es el nuevo reto que se han tenido que enfrentar maestros y padres de familia a nivel nacional, si bien hasta el momento son pocos los caso que se han registrado, las asociaciones de padres de familia comentaron que ni los protocolos, ni mucho menos las campañas de vacunación han mejorado en lo absoluto.

Ante esto Adriana López Monje, presidenta de la Asociación de Padres de Familia de Los Cabos, reconoció que los directivos de las escuelas cumplen medianamente las medidas de bioseguridad, esto derivado que “no se les dan las herramientas y equipo necesario para proteger a los alumnos”, resaltó que solo el Colegio de Bachilleres (COBACH) de Los Cabos 04 cumple con la infraestructura para poder atender de forma segura a los jóvenes que acuden a ese plantel educativo, y esto es gracias a la inversión que han realizado los padres de familia de esta escuela.  

“Ni ampliar el rango de vacunación, ni mejoran los protocolos; seguimos sin agua, las aulas no son las adecuadas para poder cubrir la sana distancia. 

Son muchas cosas las que están faltando en las instituciones y que como tu mencionas, la infraestructura educativa no está en condiciones para poder cumplir con todos los protocolos de salud y seguridad para los menores.

Los directivos cumplen con los protocolos en la medida de sus condiciones, ellos no incumplen. ellos continúan sin tener las condiciones. No les dan las herramientas y no los han equipado las instituciones con ello, pero la escuela mejor equipada para ello, es solamente el Cobach 04.”

Ante los esfuerzos de los padres para que los planteles educativos cuenten con mejores instalaciones, el gobierno estatal comentó que no cuenta con los recursos necesarios para hacer frente a este problema, ya que más del 90% del presupuesto federal que se envía a Baja California Sur es destinado para el pago de nómina.

Si a esto le sumamos que la Secretaría de Educación Pública del estado registró un recorte presupuestal de 300 millones de pesos, no existe manera que los niños y jóvenes puedan acudir a las clases de manera segura y evitar algún contagio. 

“Nos dicen que no pueden porque es dinero federal, y de los 6 mil millones que llegan anualmente, el 95% es para salarios de maestros. Solo queda un 5% para lo que es la infraestructura educativa; así es el tema. Y todavía se redujo 300 millones de pesos el presupuesto estatal este año en educación, entonces imaginate. No estamos bien, si estamos mal en ese sentido; ya los discursos no nos sirven, necesitamos discursos y voluntad.” 

El Colegio de Médicos Cirujanos de Baja California Sur, solicitó a los padres de familia que es importante extremar precauciones, sobre todo incrementar las medidas de bioseguridad como es el uso de cubrebocas y el lavado de manos constantes para evitar que los menores puedan sufrir algún contagio.

 

Los comentarios están cerrados.