Proceden legalmente contra reportero por caso de violación

Acusación de abuso sexual infringida por Julio “N”

Durante el mes de marzo la página de Facebook de la Asamblea Feminista de Baja California Sur, publicó una serie de denuncias anónimas hechas por mujeres víctimas de diversos casos de violencia, abuso, amenazas y violación, en una iniciativa llamada “Machitomanta” la cual generó muchas reacciones. 

Cientos de mujeres alzaron la voz, en contra de hombres de todo el estado, destacando la denuncia del reportero gráfico Julio “N” a quien lo señalaron como autor intelectual en delitos que atentan contra la libertad y seguridad sexual, motivo por el cual una, de al menos 3 víctimas de las cuales CPS Noticias y Tribuna de Los Cabos tiene conocimiento, interpuso una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) por violación. 

La denuncia con el número de expediente SJC/818/2022/NUC da inicio a la carpeta de investigación por el delito de violación en contra del hoy imputado en agravio de una joven en San José del Cabo.

De la segunda víctima que fue atendida por personal de PGJE no procedió su denuncia, argumentando por parte de la PGJE que el delito prescribió por el tiempo y en forma cuando sucedieron los hechos, dando como resultado de no ser aplicable para establecer una pena, pero quedando el antecedente. 

Los hechos expuestos en la página de Asamblea Feminista de Baja California Sur, señalan que, desde el pasado 25 de marzo del presente año se dio a conocer la primera acusación de abuso sexual infringida por Julio “N”.

En las declaraciones expuestas mencionan que el imputado mostró comportamientos de acoso y abuso sexual, además de conducta de manipulación; ya que realizó presuntamente daño psicológico haciendo creer a sus víctimas como culpables y vulnerables ante no poder realizar la denuncia tras la amenaza de agresión física.

Las víctimas coinciden en que en todo momento establecieron límites ante la agresión sufrida por el reportero, quien actualmente labora para un medio de comunicación digital y es conocido en el gremio periodístico,  pero este hizo caso omiso, tras ampararse en una fachada de “buena persona” que tiene ante los medios periodísticos y las personas que observaron su trabajo e incluso su trato y cercanía con autoridades, amenazando a las víctimas con afectar su imagen si deciden denunciar, lo que no importó a las víctimas quienes decidieron denunciar no solo en redes, también de forma legal.

 

Los comentarios están cerrados.