¿Saldrá libre Jesús Hernández tras el feminicidio de Yrma Lydya?

El abogado se declaró inocente, hoy en su segunda audiencia, su defensa podría pedir que por su avanzada edad lleve su proceso en prisión domiciliaria.

Este jueves 30 de junio se realizará en el Reclusorio Oriente, la audiencia del abogado Jesús Hernández Alcocer, para determinar si lo vinculan o no a proceso por el feminicidio de Yrma Lydya Gamboa ocurrido en el restaurante Suntory.

Te puede interesar: Yrma Lydya, la mujer asesinada en restaurante Suntory

De acuerdo con Ciro Gómez Leyva, la defensa del abogado de 79 años de edad, podría reiterar que el acusado lleve su proceso en prisión domiciliaria por la edad avanzada y los problemas de salud que padece.

“Él será trasladado en una ambulancia de la CDMX hasta los juzgados de la Ciudad (Reclusorio Oriente), en la primera audiencia que fue el domingo misma que duró más o menos 15 horas, en reiteradas ocasiones manifestó sentirse mal, él tiene 79 años, incluso hay una anécdota en donde pide una coca, uno de los guardias de seguridad que resguardan le regaló su coca, porque él manifestó que tenía problemas de salud”, contó Miriam Moreno, colaboradora del programa Ciro Gómez Leyva Por la Mañana.

Sin embargo, Moreno indicó que el sistema penitenciario señaló que desde el domingo que lo internaron hasta la noche de ayer, Jesús Hernández Alcocer no había manifestado ningún problema de salud y se encontraba bien.

“Hoy veremos si la defensa reitera esta petición o pide al juez que por la edad avanzada y problemas de salud, puede recibir algún tipo de beneficio como llevar el proceso dentro de su domicilio”, agregó.

Asimismo, detalló que la defensa tendrá que demostrar que Hernández Alcocer no disparó contra su esposa, ya que el pasado domingo el acusado se declaró inocente, al manifestar que habían sido unos extorsionadores quienes balearon a la cantante.

En la audiencia de hoy a las 14:00 hrs., el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General de Justicia de la CDMX encargado del caso, intentará convencer al juez de control en el Reclusorio Oriente, que Jesús Hernández Alcocer actuó de manera dolosa para cometer el feminicidio de su esposa.

Y con esto pedirá la vinculación a proceso de Jesús Hernández Alcocer por el delito de feminicidio.

En tanto, los abogados de Jesús Hernández Alcocer argumentarán su inocencia.

¿Cómo va la investigación sobre el asesinato de Yrma Lydya?

Las investigaciones de los especialistas de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) para resolver y esclarecer el móvil del feminicidio de la cantante Yrma Lydya Gamboa a manos de su esposo continúan; en este sentido, se dio a conocer que, con base en la cronología de los hechos tras una serie de entrevistas realizadas por peritos, Jesús Hernández Alcocer planeó todo el crimen con antelación.

Los primeros avances detallan que fue Hernández Alcocer quien citó a la cantante para, presuntamente, llegar a un acuerdo por la separación; la víctima —según constataron peritos que indagaron los teléfonos celulares de ambos— fue quien pidió que la reunión se hiciera en algún lugar público, pues ya conocía la agresividad del abogado.

De igual manera, se sabe que en la agresión pudieron participar al menos cuatro personas a parte del abogado, en este caso su chofer y guardaespaldas, dos personas más de entera confianza de Hernández Alcocer y también trabajadores de él, incluso personal del restaurante Suntory, quienes omitieron revisarlo y así evitar que metiera el arma homicida al inmueble.

En este crimen se cree que la participación de los empleados de Suntory fue por omisión, pues por temor a un “regaño” nunca se dieron cuenta que traía la pistola calibre .40.

Además, las indagatorias establecieron que este sujeto ingresó armado al restaurante, y después de cometer el asesinato tuvo apoyo de su escolta personal para tratar de salir del establecimiento y darse a la fuga en un vehículo que estacionaron a un costado de la entrada del inmueble en la colonia Del Valle, Benito Juárez.

Los comentarios están cerrados.