Profesores de inglés continúan a la deriva sin salario ni contrato

Este año muchos no celebraron el Día del Maestro

125 profesores de inglés en Baja California Sur no sabían si celebrar o no este Día del maestro, ya que a pesar de su compromiso con la educación se siente a la deriva tras cinco meses sin contrato laboral y varias quincenas pendientes. 

Hugo Gómez Regalado lleva seis años en el Programa Nacional de Inglés (Proni) y no le había tocado pasar por una situación similar en la que estuvieran tantos meses sin recibir su paga. 

“Me gustaría saber si alguna de las autoridades incluso alguno de mis compañeros se sentirían cómodos de llevar aproximadamente cinco meses sin recibir sueldo y aun así seguir laborando sin ningún problema y sin causar ningún inconveniente a las autoridades, porque ahora tenemos que ir directamente y presionarlos y obligarlos a que nos presten atención”, declaró. 

En diversas ocasiones, profesores de inglés se han acercado con representantes del sector educativo, líderes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y diputados locales, pero la única respuesta que les dan es que verán su tema, por lo cual sienten que el gobierno estatal los ha dejado de lado.

A pesar de esta situación son pocos los profesores que han dejado la enseñanza y buscaron otras opciones laborales para mantener a sus familias y seguir impartiendo clases, como es el caso de Karen Maquey Gámez, quien lleva ocho años en el Proni y ahora también vende pasteles.  

“Me gusta mucho mi labor y de no estar pasando por una situación así no tendría por qué estar pidiendo o exigiendo lo que por derecho me corresponde, pero lo hago porque quiero seguir trabajando, quiero continuar en el programa, quiero seguir en mi labor y por eso es que estoy pidiendo lo que por derecho nos merecemos todos los maestros del programa”, manifestó. 

Algunos de estos maestros trabajan hasta con 14 grupos de nivel básico en ambos escolares, que en algunos casos son más de 380 alumnos, a pesar de su esfuerzo ellos no reciben bonos económicos, ni tienen seguridad social. 

“He recibido muchos comentarios de mis alumnos que quieren ser maestros, a lo que les digo que es muy padre la docencia y me dicen que específicamente quieren ser maestros de inglés y no me gustaría decirles que no lo hagan ya que es un trabajo muy deplorable en cuanto a la remuneración económica porque no recibimos sueldos, si nosotros recibiéramos sueldos sería lo único que recibiríamos porque no tenemos prestaciones”, expuso con tristeza Gómez Regalado.

Este 15 de mayo, varios de ellos se preguntan por qué seguir adelante con este trabajo, poco después recuerdan las palabras de sus estudiantes cuando les dicen que gracias a su labor educativa generaron un gran interés por seguir aprendiendo este segundo idioma.

Los comentarios están cerrados.