Más de 80 profesores de inglés no fueron recontratados

150 escuelas de preescolar y primaria se quedaron sin clases de inglés

La historia se repite nuevamente, profesores que fueron contratados a través del Programa Nacional de Inglés (PRONI), están en la incertidumbre porque no les han dicho si volverán a trabajar; se trata de entre 80 a 100 profesores afectados económicamente, y cientos de niños de preescolar y primaria que se quedaron sin estas materias.

De manera anónima, uno de los maestros afectados señaló que son aproximadamente 150 escuelas las que se quedaron sin clases bilingües:

“Los niños están afectados porque no tienen clase de inglés desde que inició el año, ni virtual ni presencial, y pues obviamente a los profesores que no se nos ha contratado pues nos está afectando en nuestro presupuesto familiar”. 

La renovación de los contratos debió darse a inicios del mes de enero, pero no fue así, y las respuestas a sus inquietudes no han sido favorables, sólo les dicen que no pueden volver a clases tanto de forma virtual como presencial.

“Se nos dijo explícitamente que no podemos presentarnos en nuestras escuelas hasta que no tengamos la carta de presentación y el contrato, entonces no estamos yendo, ni conectándonos, ni nada, estamos ahorita fuera de todo”, reveló la fuente anónima. 

En La Paz, Los Cabos y Ciudad Constitución los padres de familia han manifestado su preocupación, tanto a directores de los planteles educativos, como a los mismos profesores, y exigen una educación completa para sus hijos.

Dicho programa federal inició como prueba piloto para becarios en el que los perfiles con buen manejo de inglés tenían la oportunidad de impartir clases y estudiar una licenciatura al mismo tiempo para de esta forma cubrir la demanda de un programa bilingüe en escuelas públicas. Sin embargo, las reglas del Programa Nacional de Inglés cambiaron este año, generando mayor preocupación entre los profesores.

“Ahora los requisitos para poder entrar al programa es ya tener una licenciatura, y es preocupante porque yo sé que hay un grupo de maestros que están haciendo la licenciatura en inglés y les están diciendo que a lo mejor ya no los contratan”, manifestó.

La situación laboral de estos maestros siempre ha sido complicada, con contratos temporales que se renuevan cada 10 meses, sin ninguna prestación, ni bonos extras, y el salario depende de las sesiones que imparten, por las cuales les pagan 100 pesos la hora.

Los comentarios están cerrados.