Programas sociales en México, vulnerables a la corrupción

Un estudio difundido por el Tecnológico de Monterrey asegura que los programas sociales en México son vulnerables a caer en corrupción al no cumplir con los estándares requeridos.

Te puede interesar: Ineficientes los programas sociales del gobierno de AMLO

Fueron 28 los programas sociales emergentes los que se evaluaron y se confirmó que ninguno supera ni la mitad de los estándares que se solicitan.

Presupuesto

Con respecto al presupuesto, solo el 18 % de los programas publican información detallada acerca de la dispersión geográfica de los recursos, mientras que solo el 29 % se lleva a cabo de acuerdo al presupuesto.

Es por esta causa que se concluyó que existe un riesgo de corrupción que asociaron a desvío de recursos, clientelismo y uso político electoral.

Cuestiones operativas

De los programas que se analizaron, solo en el 50 % fue posible localizar una convocatoria pública, la cual es importante pues permite a la población acceder a la información de los beneficios de cada programa.

Otro detalle a destacar es que ninguno de los programas cuenta con un comité de vigilancia ciudadana.

Fiscalización

De 28 programas analizados, solo cuatro cuentan con auditorías financieras, mientras que solo el 25 % de ellos han sido evaluados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Te puede interesar: La verdad detrás de los programas sociales

La coordinadora y líder del proyecto, Ana Olga Rodríguez Betancourt, comentó:

“La falta de mecanismos de evaluación de estos programas propicia que se presenten actos de corrupción como el clientelismo político, práctica que persiste en nuestro entorno, tan solo recordemos los récords de vacunación contra la Covid-19 que se presentaron previos a las pasadas elecciones de junio del 2021”.

Finalmente, Francisco Álvarez, presidente del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción, destacó que:

“La corrupción  es un ataque a las instituciones, a la ciudadanía y a la democracia, y en los asuntos de corrupción y de buen gobierno, no solo los expertos deben estar involucrados, sino la gente debe estar dentro y participar para controlar la corrupción”.

Los comentarios están cerrados.