Prohibir fumar en playas será de gran beneficio para los ecosistemas

Maestros en Ciencias, Recursos Naturales y Medio Ambiente de la máxima casa de estudios de la entidad, mencionan que frenar el consumo del tabaco en playas y hoteles ayudará a disminuir la contaminación de más de 680 millones de kilos de colillas que se producen a nivel mundial

En los últimos años el gobierno federal ha determinado una serie de regulaciones para frenar el tabaquismo, en esta ocasión el presidente Andrés Manuel López Obrador, envió un decreto para reformar el reglamento de la Ley General para el Control de Tabaco, donde se busca incrementar las prohibiciones para fumar este producto en playas, estadios, centros de espectáculos, plazas comerciales y hoteles.  

Si bien esta reforma esta pensado en el impacto negativo que produce el tabaco a la salud y el costo que representa para el sector salud atender las enfermedades cardíacas y respiratorias que provoca; ante esto Raúl Rodríguez Quintana maestro en Ciencias, Recursos Naturales y Medio Ambiente por la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS),  comentó  que esta ley también beneficia a los ecosistemas; principalmente a los marinos que son los más afectados por la gran contaminación que genera las colillas del cigarro. 

“Las colillas son uno de los residuos sólidos más frecuentes en la basura, y en las playas se ha detectado no solamente en México, sino en muchos países del mundo se ha detectado una gran cantidad de colillas. ¿Cómo afecta esta colilla al medio ambiente, particularmente al medio costero? Las colillas tienen microplásticos, lo que hace muy complicado su desgaste y su duración de vida; puede a la larga contaminar a estas especies.”  

 En un informe de 2019 sobre el impacto medioambiental del tabaco, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó de que cada año generamos entre 340 y 680 millones de kilos de residuos procedentes de la industria del tabaco. Además de 7 mil sustancias químicas tóxicas presentes en el tabaco; principalmente en la colilla que son capaces de contaminar hasta diez mil litros de agua. 

Por otra parte el biólogo Raúl Rodríguez señaló, que tan solo una colilla tarda en degradarse hasta en más de 50 años, esto por los materiales que cuentan, los cuales en su mayoría son microplásticos que son difíciles de desintegrarse. 

“Existen muchos tipos de colillas, la mayor parte de ellos trae micro plásticos, y tarda entre 50-75 años de degradación, y que son elementos que no son fácilmente observables. La colilla la vez de tamaño suficiente, una vez que se degrada esta colilla se convierte en micro plástico que tarda más tiempo que se degrade. Yo creo que es una iniciativa interesante, es una buena iniciativa, porque si en realidad la Norma Mexicana 120 específica los requisitos para que se considere una playa limpia. Uno de los aspectos importantes es que dentro de los residuos sólidos, la cantidad de colillas que se encuentran en las playas es enorme.”     

 De igual forma el anteproyecto presidencial busca en su artículo 40 prohibir toda forma de publicidad, promoción y patrocinio de productos elaborados con tabaco en forma directa o indirecta, a través de cualquier medio de comunicación y difusión tanto en medios impresos, visuales y audiovisuales, como cine, televisión, radio, pero también en redes sociales y de servicios de streaming.

 

Los comentarios están cerrados.