Proponen sanciones enérgicas para menores sorprendidos en fiestas

Patricia Cisneros Trejo, presidenta de la Asociación de Padres de Familia del Colegio de Bachilleres 04, ubicado en colonia Ampliacion Matamoros, dijo que para poder desalentar las fiestas juveniles, es necesario aplicar enérgicas sanciones, como el que los jóvenes realicen por un largo tiempo servicios a la comunidad, además de aplicar una fuerte multa económica a los padres de familia.

Señaló que para meter en cintura a estos jóvenes indisciplinados también hay que hacerlo con los padres, ya que los adolescentes se han convertido en un foco rojo de contagios de Covid-19 muy grave, en el que las víctimas son los adultos mayores.

“Si a los padres no les duele darles un carro a los hijos, en donde se pueden incluso hasta matar, que les duela a ellos en el bolsillo y se sancione al adulto, que los hijos los manden a barrer a las calles para que no lo vuelvan a hacer”. 

Es una verdadera lástima y una vergüenza que los jóvenes de 15 a 19 años, incluso hasta de 14 anden esas fiestas, en el que surge la interrogante, los padres de familia dónde están en ese momento, por qué permiten que los adolescentes anden conduciendo carro y sobre todo ingiriendo bebidas alcohólicas.

Cuestionó en dónde están los valores que inculcan algunos padres de familia, la forma en la que educan a sus hijos se refleja en el entorno donde se desenvuelven, es una tristeza que en estos tiempos de Covid-19, le suelten el carro a un muchacho y que Dios les bendiga.

“Es una verdadera tristeza, en esta nueva época ya los adolescentes toman decisiones como adulto, hacen lo que quieren y los papás también, hacen sus pachangas por separado y ya hasta en la mañana los padres e hijos se vuelven a ver, es lo que está pasando en este nuevo ciclo”.

Hizo el llamado a los padres de familia a que sean responsables, aunque reconoció que hay adultos que ni siquiera de ellos son responsables, ya que ha observado que en las pasadas reuniones escolares de un grupo de 45 alumnos sólo 5 papas asistían a las juntas. Concluyó que los padres deben concientizarse en la gravedad de las cosas y poner límites en la educación de los hijos.

Los comentarios están cerrados.