Continúan las protestas por violencia contra periodistas

Este lunes 14 de febrero se llevaron a cabo una serie de protestas en diferentes estados de la República con el lema #NoSeMataLaVerdad.

Desde la primera protesta han pasado 20 días, en los cuales se registró el asesinato de otros dos periodistas: Heber López Vásquez y Roberto Toledo, además del homicidio del hijo del periodista Marco Antonio Islas y un intento de asesinato del director del portal CG Noticias, Nezahualcóyotl Cordero.

Te puede interesar: EEUU muestra consternación por situación de periodistas

En la sede de la Secretaría de Gobernación en la Ciudad de México se colocaron veladoras y sillas con fotografías de cinco periodistas asesinados.

Los periodistas dijeron en un improvisado templete:

“Vemos con impotencia que, a pesar del llamado y del reclamo constante a las autoridades de los tres niveles de gobierno, la única respuesta que hemos recibido a la fecha es el silencio, y la continuidad de los asesinatos de periodistas en México”.

E insistieron:

“Estamos hartos de tanta impunidad y de lo tremendamente fácil que es matar a un periodista en México. Es urgente que cese la violencia hacia la prensa, misma que el presidente López Obrador y otros gobernantes en el país promueven”.

Es por ello que los comunicadores demandaron garantías al Estado mexicano para poder ejercer el periodismo “sin temer por nuestra vida y fama públicas”.

 

Impunidad en el 99 % de los casos

En México, el 99 % de los delitos contra periodistas permanecen sin sentencia, por lo que los comunicadores hicieron un llamado también a la sociedad civil:

“Invitamos a la población a sumarse a esta movilización, pues cada vez que una trabajadora o un trabajador de los medios de comunicación es atacado o asesinado, se vulnera también su derecho a la información y a la libertad de expresión”.

Te puede interesar: CIDH pide al gobierno parar ‘Quién es quién en las mentiras’

Griselda Triana, viuda de Javier Valdez

La viuda de Javier Valdez, periodista asesinado a tiros el 2017 en Culiacán, Griselda Triana, tomó el micrófono para condenar los últimos asesinatos de periodistas en México:

“Ellos, sus imágenes, no deberían de estar en una silla. Y ustedes no deberían estar aquí, sino en las salas de redacción ejerciendo la labor que ustedes han elegido como una forma de vida.

Sé que hay muchos periodistas en México que estarían de acuerdo con lo que escribió Javier hace algunos años: ‘Nada de lutos ni de silencios, dejemos la protesta de utilería y sigamos haciendo periodismo. Hay plazas que esperan. Ante la muerte de periodistas, ni lutos ni silencios. Sigamos haciendo periodismo, ,encabronados y dolidos, para que no nos ganen los malos ni el olvido”.

Los comentarios están cerrados.