Puertos mexicanos no están preparados para llegada de grandes cruceros

Los puertos de Cabo San Lucas, Mazatlán y Puerto Vallarta se están quedando “chiquitos” ante la llegada de cruceros de gran dimensión.

La infraestructura portuaria del Pacífico Mexicano se está quedando “chiquita” ante el arribo de cruceros de gran calado y que conforme pasa el tiempo, llegan con más recurrencia a aguas nacionales, sin embargo, autoridades no han considerado hasta ahora proyectos para crear muelles acordes a estas embarcaciones y que pueden medir más de 350 metros de largo y traer alrededor de 5 mil personas, negocio que podría verse en riesgo si no se atiende esta debilidad y por ende perder competitividad.

Así lo dio a conocer Arturo Musi Ganem, representante de las líneas navieras en el Pacífico y presidente de la Asociación Mexicana de Cruceros, al decir que Puerto Vallarta, Mazatlán y Cabo San Lucas no tenían la capacidad para recibir de manera simultánea más de 2 o 4 cruceros y lamentablemente no hay proyectos para mejorar la infraestructura; y sí lo hay, éste no ha sido aprobado por las autoridades ambientales, tal es el caso del puerto sinaloense.

“Los barcos han crecido, ahora son más grande por lo tanto necesitan instalaciones diferentes más amplias y ningún puerto en el Pacifico se está preparando, lo que podría perder mercado y como ejemplo está Puerto  Vallarta que tiene 3 muelles, sin embargo, el tamaño de estos barcos hacen que sólo 2 puedan entrar a la bahía, lo que quiere decir que sí llega otro barco, éste se queda sin posición a Mazatlán le pasa lo mismo”.

Recalcó que en el caso de Cabo San Lucas pueden anclarse 4 cruceros, pero el detalle ahí, es que los “barquitos” que recogen a los pasajeros son limitados y eso ocasiona un problema de tráfico de pasajeros en la Marina.

“No hay infraestructura amplia para atender estos cruceros ni proyectos en este tema, en  Mazatlán tenían una propuesta de obra y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) no lo autorizó y  no hay ningún plan para hacer una nueva instalaciones o mejorar las que ya existen en los puertos en cuestión”. 

Concluyó diciendo que los barcos que están llegando a México son de gran calado, anteriormente se recibían embarcaciones de 290 metros de largo y hoy en día son de 355, se requieren de acciones que atienden esta demanda en infraestructura portuaria sino el país dejará de ser un destino atractivo para las líneas navieras.

 

Los comentarios están cerrados.