No queremos la tierra, solo que nos permitan trabajar

El pasado 10 de abril llegó una carta sin logos o sellos en donde les notificaron que tienen que desalojar la zona, este fin de semana de manera violenta el Ejido llegó a marcar zona

 

 

Mediante denuncia ciudadana, CPS Noticias, fue informado de que el pasado 16 de mayo, el Ejido de La Ribera de manera violenta intentó desalojar a varios locatarios establecidos desde hace años al costado de la carretera “Camino Cabo del Este” ubicada en la delegación Ribereña.

Ante los hechos, este medio periodístico se dio a la tarea de acudir a la zona en donde pudimos platicar con una de las afectadas quien nos contó que ella llegó a la delegación hace casi 5 años y con su negocio tiene 4 años, el cual inició con dos mesas y unas cuantas sillas.

Explicó que su negocio opera con total legalidad, pues cuenta con los permisos del Ayuntamiento el cual paga mes con mes, y por el cual tuvo que llenar formas, tomar fotos, registrar su giro comercial, así como entregar una carta de consentimiento de los negocios colindantes, aunado a que paga el servicio de luz y el llenado de sus tinacos para contar con agua.

Destacó que a lo largo de 4 años el Ejido jamás había tenido un acercamiento con ellos, sin embargo, a inicios de mayo se rumora se reunieron para iniciar el sorteo de los locales entre los 59 integrantes del gremio y el pasado 10 de abril les entregaron un escrito sin membretes o sellos en donde se les daba tres días desde su notificación para desocupar la zona puesto que el propietario procedería a la limitación y al cercado. 

“Yo jamás me he querido adueñar de la tierra donde yo estoy, simplemente lo que pido que nos dejen trabajar, nada más, esto, nos están diciendo que pertenece a las personas del ejido, pero nos traen un papel que ni siquiera viene firmado por el presidente ejidatario, no viene tampoco el sello de la persona que nos manda el papel, y no nada más a mí, a todas las demás personas de aquí de la Ribera”, expuso.

La locataria señaló que el Delegado tendría un acercamiento con Matías Avilés Casillas, presidente del Ejido para saber que estaba sucediendo, sin embargo, también los locatarios también se acercaron, pero solo 2 fueron recibidos y a quien se les dijo que la Delegación no podía solucionar nada pues la zona donde estaban establecidos pertenecía al Ejido y por lo tanto ocupaban que lo desalojaran y ello, tiene a la mayoría de los locatarios con el pendiente y tristes pues sus negocios son el sustento de sus familias.  

Con respecto al altercado del domingo 16 manifestó que Matías Avilés Casillas, presidente del Ejido, acompañado de Pedro Mejía, Leobardo Castro Verduzco y un topógrafo acudió de manera grosera alegando que toda la zona era de él sin mencionar al reto de los agremiados y sin mayores explicaciones o documentación que los acredite como propietarios colocó varillas a lo largo de 25 metros solo respetando el terrero donde está ubicado el Centro de Salud. 

Afirmó de nueva cuenta que la intención no es apropiarse de la tierra, al contrario que les definan de manera legal a quien pertenece la propiedad para llegar a un acuerdo de renta o de venta pues de su negocio dependen muchas personas algunos enfermos, otros sin empleo a raíz de la pandemia y por supuesto niños y jóvenes que están estudiando. 

Para concluir llamó al raciocinio del Presidente Ejidal para llegar a un acuerdo y dijo “que se comporte como una persona que pueda hablar y encontrar soluciones también para nosotros, porque estamos pagando un permiso de comida”.

Por su parte, Juan Carlos Montaño Ortiz, delegado de la Ribera tuvo a fin informar que actualmente ya se notificó a las áreas correspondientes de la situación para que lleven el debido proceso legal respetando los derechos de las partes involucradas mismo que inició a principios de mes ante la Sindicatura Municipal, así como a la Junta Local.

Los comentarios están cerrados.