Prevención del Delito recibe hasta 15 denuncias diarias de extorsión telefónica

Aunque con el transcurrir de los años la modalidad de extorsión telefónica ha tenido algunos cambios, sobre todo en el discurso que usan los delincuentes para sacar dinero a las personas, los casos continúan aumentando; en este sentido el titular de la Dirección de Prevención del Delito de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Pedro Enrique Alba Susarrey, mencionó que un día llegan a recibir hasta 15 denuncias de este tipo. 

El experto en el tema indicó que cuando atiendes la llamada de un número extraño lo más importante es mantener la calma y escuchar con atención lo que dicen debido a que estas personas suelen usar palabras como gancho para sacar información y a partir de ahí empezar la extorsión. 

“El extorsionador va a ser una persona que siempre te va a pedir estar en línea, te va a decir ‘No me cuelgues’, ‘Ve a tal tienda de comercio a comprar un chip de teléfono’. Como es una persona que no va a querer perder la comunicación contigo es muy diferente a un secuestrador, pues un secuestrador te marca y solicita cierta cantidad de dinero, no negocia, te cuelga y te está dando las instrucciones, en cambio el extorsionador no quiere que tengas un segundo para pensar si es real o no es real”, explicó. 

Entre las mecánicas más usadas está ofrecer un trabajo o haber ganado un sorteo al que nunca se inscribieron, fingir ser un ejecutivo del banco o amenazas de algún grupo delictivo que asegura tenerte localizado. Otra modalidad es hacer una primera llamada para obtener información y días más tarde hablar nuevamente pero con un tono violento e insultos. 

“Estas personas trabajan con dos factores, el factor miedo y el factor sorpresa. ¿Cuál es el factor sorpresa? Son esos cinco minutos que te agarran distraído y contestas el teléfono y diste información de más, de ahí se conectan ellos y empiezan a tejer esto. El factor miedo es aquel que empiezan a generar con algún familiar secuestrado, te marcan y te dicen: ‘Mamá, mamá me tienen secuestrado’ entonces la gente que tiene hijos da el nombre ‘¿Qué pasó Raúl?’ O cierto nombre, entonces esta persona le dice ‘Aquí tengo a Raúl’. Entonces nosotros somos los que damos la información”, reiteró. 

En este contexto, la Dirección de Prevención del Delito está llevando a cabo charlas sobre ‘extorsión telefónica’ a diversos sectores de la sociedad, tal fue el caso de este viernes cuando se reunieron con locatarios del Pasaje Madero y comerciantes del centro de la ciudad de La Paz.

Los comentarios están cerrados.