Expertos recomiendan no usar cubrebocas de tela ante ómicron

Luego de que al inicio de la pandemia se generara una escasez de cubrebocas, se recomendó a la población en general el uso de los de tela, con el objetivo de que el personal de salud pudiera tener acceso a los quirúrgicos. No obstante, debido a que se han convertido en algo esencial para el día a día, su producción ha aumentado, por lo que ahora es fácil encontrarlo en cualquier lugar.

Pero la tendencia respecto a su uso ha cambiado conforme la pandemia ha ido avanzando y ante la llegada de la variante ómicron, la opinión de los expertos y recomendaciones su pusieron en contra de las mascarillas de tela, pues recientemente la doctora Leana Wen, analista médica y profesora visitante de políticas y administración de salud en el Instituto de Milken de la Universidad de Washington, rechazó totalmente su uso y advirtió que este tipo de cubrebocas no protegen contra la variante original ni contra la ómicron, además, los describió como un simple decorador facial. Básicamente, que no son de ayuda.

Mencionó que para asegurar una verdadera protección, estos deben tener al menos tres capas, para así evitar la propagación del virus, inclusive, recomendaba usar doble o de preferencia los modelos KN95 o N95 en espacios concurridos, ya que estos tienen mejor ajuste y están fabricado de fibras de polipropileno que evitan que las partículas pequeñas entren en la nariz o boca.

En tanto a las desventajas de los de tela dijo no son recomendados por científicos, porque están hechos de una sola capa y que si bien pueden filtrar gotas grandes, no las pequeñas, por lo que exhortaba el uso de las N95 que a comparación de las de tela filtran gotas grandes y pequeñas, siendo más efectivas y aún más con la ómicron.

Dijo también que en dado caso de que la población quisiera usar de tela, recomendaba usar uno de triple capa abajo.

También aprovechó para desmentir lo que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), han dicho sobre los de tela, mencionando que estaban dando una información errónea, respecto al uso de los mismos, pues el CDC ha dicho que con la adecuada selección, uso, almacenamiento y limpieza son adecuado los de dos o más capas lavables, a lo que Lena Wen dijo que si de por sí, culturalmente no estamos acostumbrados a usarlos, era mejor recomendar los más efectivos.

“Las personas tardan más en apreciar la naturaleza de las infecciones transmitidas por el aire. Con la influenza, por ejemplo, se puede propagar por gotitas, inhalarse un poco o estar en las superficies e infectar de esa manera. En el caso del COVID, parece que el principal impulsor de la infección es el aire compartido”, detalló para CNN.

Los comentarios están cerrados.