Recurrirán al amparo padres de familia para que autoridades educativas no cancelen el programa Escuela de Tiempo Completo

Recurrirán al amparo padres de familia para que autoridades educativas no cancelen el programa Escuela de Tiempo Completo

Teresa Guerrero, madre de familia, dijo que ya basta de que autoridades quieran jugar con el futuro de los niños escolares, cancelando este programa a través del cual se les enseña inglés y cómputo a los estudiantes.

Cabo San Lucas.- “Ya basta de que se siga experimentando y ahorrando recursos en la educación de los niños, exigimos se mantenga el programa de tiempo completo en nuestra escuela, para bien de nuestros hijos que aprenden inglés y computación que tanto se requiere en esta zona turística y no ir como el cangrejo, para atrás. Exigimos atención de nuestras autoridades”, así lo exclamó la madre de familia de la escuela Frida Kahlo, Teresa Guerrero.

Entrevistada por CPS Noticias, luego de que el día martes realizaron los padres de familia de ese plantel una manifestación, exigiendo a las autoridades de Gobierno federal y educativas que no se cancele el programa de Escuela de Tiempo Completo en esta institución educativa, dijo que no se entiende por qué dar marcha atrás con un programa muy exitoso.

Dijo que desde un inicio, el Gobierno federal ha hecho reformas para que la educación se eleve de calidad, “nosotros somos escuelas piloto desde hace 7 años en Los Cabos, tenemos lo que es el programa de tiempo completo, donde el plan académico es hasta las 12 y media del día y de esa hora en adelante el programa lleva lo que es inglés, artes y computación; este programa ha sido cubierto por profesores de inglés y algunos de los maestros que han dado clases como tal, con muy buenos resultados”.

“El año del programa concluye hasta diciembre, y de buenas a primeras nos dicen que hasta el 14 de noviembre va a seguir el programa y de pronto este lunes nos dijeron que hasta ahí, que ya no se va a tener el programa de tiempo completo y nos avisaron que ya tenemos que ir por los niños a las 12:30 horas”.

Molesta indicó que se supone que la educación es por parte del Gobierno, éste es  responsable de que la educación sea gratuita y laica; entonces, si la obligación del Gobierno es proporcionar una educación y otorga el programa de tiempo completo y después nos lo quita, entonces vamos para atrás en el área educativa en lugar de avanzar.

“Cómo se pretende que nuestro México sea parte del primer mundo,  si en educación estamos fatal y retirando este programa a la sociedad, a los niños principalmente, entonces de qué estamos hablando, están violentando el derecho a la educación de nuestros hijos y nosotros como padres de familia eso es lo que estamos peleando, que la Escuela de Tiempo Completo con el programa que tiene siga adelante, más aquí en Los Cabos que es una ciudad turística al cien por ciento y la computación y el inglés es parte de la educación que debe ser básica; además, Cabo San Lucas es uno de los lugares que aporta más impuestos a la República Mexicana”, recalcó la madre de familia inconforme.

Dijo que se sienten ignorados, por lo que hizo un llamado a las autoridades educativas para que resuelvan este problema; incluso, en la manifestación que realizaron el martes se comprometieron autoridades locales a que el viernes atenderían su petición, pero dijo “ojalá y ya haya una respuesta”.

Planteó que los padres de familia van a reunirse con unos abogados para ver de qué manera se puede detener esta arbitrariedad, porque no es posible que de buenas a primeras nos lleguen con esta información de que van a cancelar el programa, generando hartazgo y frustración de cómo es posible que se atropellen los derechos de los padres de familia y de los niños con estas decisiones.

La madre de familia no descartó la posibilidad de que se amparen los padres de familia contra estas decisiones de las autoridades educativas.

También se quejó que la escuela desde hace 7 años no cuenta con drenaje ni con agua potable, tienen que esperar a que les distribuyan el vital líquido a través de pipas. Se sienten padres de familia y niños totalmente abandonados de las autoridades.