Rescatan a niño en tráiler abandonado con migrantes

Un migrante murió y al menos unos cien más estuvieron a punto de seguir la misma suerte luego que el traficante que los trasladaba los dejó abandonados en el interior de una caja de un tráiler en el sur de Veracruz.

Fue sobre la carretera Las Choapas-Ocozocoautla donde más de cien migrantes, al parecer centroamericanos, fueron abandonados en el interior de la caja del tractocamión.

Como pudieron escaparon de la caja del tráiler y la mayoría huyó del lugar; ocho más fueron rescatados por elementos de la Guardia Nacional. Se trató de cuatro hombres y cuatro menores de edad, entre ellos uno de dos años.

Un migrante más murió presuntamente por asfixia.

Los agentes federales implementaron un operativo para tratar de detener al traficante, sin que tuvieran éxito.

Los migrantes rescatados fueron trasladados a una estancia del Instituto Nacional de Migración (INM), donde recibieron atención médica, alimento y cobijo.

El tráiler asegurado quedó a disposición del Ministerio Público Federal.

La Secretaría de Gobernación (Segob) informó que el menor de edad, con el dorso desnudo, fue abandonado en el acotamiento, entre la barrera metálica, ropa suelta, mochilas y comida tirada, debido a que la mayoría de los migrantes corrieron hacia la maleza, por lo que ninguno de los adultos que quedaron cerca del vehículo declaró ser familiar del menor.

Para proteger al pequeño abandonado, y como parte del protocolo establecido, se notificó a la representación de la Procuraduría Estatal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, a fin de que asumiera su tutela y cuidado; además, se inició contacto con el consulado de Guatemala al haber indicios de que el niño podría ser de esa nacionalidad.

Según los relatos de los propios migrantes, horas antes, varios de ellos comenzaron a desvanecerse por la falta de aire y el calor, mientras otros exigían a gritos y golpes en las paredes del vehículo, que el chofer detuviera su marcha.

Después de un tiempo, el transporte paró y uno de los “polleros” abrió una de las puertas, con lo que hombres y mujeres empezaron a brincar y correr por el pavimento y hacia la maleza.

Ocho de estas personas no pudieron huir debido al debilitamiento físico que presentaban, por lo que unas bajaron para quedar tendidas sobre la carretera y otras se sofocaron al interior.

El resto de los migrantes rescatados fueron llevados a una sede cercana del INM, para continuar con su atención.

 

Los comentarios están cerrados.