Retirar cigarrillos de exhibidores para cuidar a niños y jóvenes

La industria tabacalera la cuesta a México y al heraldo público 80 mil millones de pesos 

 

 

En referencia a la iniciativa presentada por Morena para cancelar la exhibición de cigarrillos en las tiendas como medida para inhibir el consumo en menores, Heddy Villaseñor, integrante de Códice en BCS (Comunicación, Diálogo y Conciencia) manifestó que dicha propuesta parte del Convenio Marco para el Control del Tabaco que firmó México hace varios sexenios así que va mucho más allá de colores y partidos 

“Ese convenio tiene una estrategia para que todos los países sobre todo los pobres, no padezcan el alto consumo de cigarrillos y los efectos a la salud que genera en la población por que se vende como si fuera glamuroso, como si fuera importante para la vida, como si fuera un respiro de un día de trabajo”, afirmó.

Reveló que el tabaquismo hoy en día es un problema de salud pública por que ocasiona 4 importantes enfermedades tales como infarto al miocardio, pulmonar obstructiva crónica, cáncer de pulmón y enfisema pulmonar las cuales se pueden prevenir y que a México y al heraldo público le cuestan 80 mil millones de pesos. 

Manifestó que si bien el cigarro no cambia el comportamiento como el alcohol si es una droga de inicio misma que se esconde a través de publicidad atractiva y de estatus para posicionarse en el mercado el cual está totalmente enfocado en niños y jóvenes pues son los que reemplazan a los que están enfermos o los que han muerto. 

Explicó que el CMCT no tiene que ver con partidos puesto que la Cámara de Diputados ha sido cabildeada por el Instituto Nacional de Salud Pública la cual dicta las políticas de los salubristas para así resolver los problemas que imperan en la sociedad a la que la prohibición no le funcionó por lo que es imperante la regulación  

“Entonces el Convenio Marco incluyó aumento de impuestos, libertad para la gente que no quiere fumar protegiéndola con los espacios 100% libres de humo de tabaco sobre todo en los espacios públicos y en los espacios cerrados”.

Adicional a ello se restringió la participación de las empresas tabacaleras en publicidad o patrocinio de eventos deportivos o juveniles aunado a que tiene que, a ver más clínicas de cesación, así como el colocar advertencias en el producto.

Expuso que las acciones se han ido estableciendo por aproximaciones sucesivas en donde al final se establecerá que el producto será sin importar la marca de color café obscuro y genérica para todos para con ello evitar falsas ideas pues ninguno hace menos daño que otro. 

Expuso que efectivamente la industria tabacalera se ha quejado de las repercusiones que esto puede traer al negocio pues afirman se perderán empleos, sin embargo, es necesario que se responsabilicen de la afectación que generaron durante muchos años al ocultar los daños que podrían ocasionar sus productos y aunque no se va a prohibir, se tiene que cuidar a las nuevas generaciones.

Afirmó que si la industria naciera en estos años si duda no lograría el impacto y las ganancias millonarias que alcanzó, puesto que son tiempos diferentes, sin embargo, aún sigue muy arraigada y causando pérdidas no solo humanas sino económicas puesto que los ingresos mediante impuestos son poco más de 40 mil millones en contra de los 80 mil millones que se invierte en salud.

Finalmente destacó la importancia de retirar las cajetillas de los exhibidores pues es parte de las acciones para  conservar  la salud de la población pero sobretodo de los más jóvenes.

 

Foto: Julio Parra

Los comentarios están cerrados.