Retiro de proyecto pudo deberse a falta de estudios sobre impacto ambiental

El director de CEMDA señala que el proyecto no coincidía con el Plan de Desarrollo Urbano municipal

Luego de que se diera a conocer la presunta suspensión del proyecto de ampliación del muelle de la Administración Portuaria Integral (API) en Pichilingue, para la llegada de megacruceros; el director regional Noroeste del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Mario Sánchez, expuso que si la empresa retiró el estudio de impacto al ecosistema es porque confirma la falta de incompatibilidad que había con las normas ambientales.

“Esta acción de retirar el procedimiento concuerda con lo que se ha venido diciendo y hace ver que estaba errónea la postura del proyecto”, manifestó.

Sostuvo que al retirar dicha pieza fundamental del proyecto, el promovente se negó a que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), continuara evaluando el plan de construcción. El cual se basaba en la ampliación del muelle actual con el dragado de caso 80 mil metros cúbicos en la bahía de La Paz, y la creación de un completo de servicios turísticos para recibir cruceros de hasta 360 metros de largo.

“Tenemos una serie de argumentos que realizaron tanto expertos académicos como personas de la sociedad civil. Y el colectivo de académicos sudcalifornianos habla desde la interacción con las especies protegidas hasta el tema del intercambio de fluidos y agua de láser que tienen estas embarcaciones, la afectación a la fauna marina, el tema de los derrames y cómo se manejan los aceites, entre otros”, agregó. 

Entre los aspectos legales que señalaron, estaba la posible incompatibilidad con el Plan de Desarrollo Urbano Municipal,  ya que la zona tiene como uso de suelo “área de equipamiento”, es decir, para la construcción de plantas generadoras, entre otras; y no tiene que ver con infraestructura náutica ni turística, destacó. 

Asimismo, el director del CEMDA explicó: 

“Pareciera que durante el procedimiento vimos que la autoridad de un tiempo para acá dejó de tener interacción, contestación, ni se notificó de la solicitud de reunión pública que se tenía en el proyecto. Y a veces esta suma de circunstancias nos hace ver que el proyecto está encaminado a ser negado, y quizá pueda ser una de las razones por las cuales el proyecto decidió bajarse antes de que terminara con una resolución”.

En la página web de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, se expone la finalización del procedimiento de evaluación, que algunos traducen en que el proyecto no fue autorizado, aunque en realidad la dependencia gubernamental no concluyó la supervisión del plan de construcción debido a que la empresa retiró el estudio de impacto ambiental.

Los comentarios están cerrados.