Aumento de rezago educativo en niños que no han asistido a presencial

La supervisora dijo ante el Grupo Madrugadores de Los Cabos que en la política educativa federal son los padres y no la SEP los que están a cargo de los bienes y servicios de las escuelas.

Al asistir como invitada del Grupo Madrugadores de Los Cabos, la profesora Dora Irma Araiza Díaz, supervisora de primarias en la zona escolar número 31 afirmó que los niños que no tienen esa virtud de contar con una familia que los cuide, atienda y les de las clases que la escuela no les pudo proporcionar se han quedado bastante atrás en el tema de aprovechamiento educativo y es una preocupación que debe ser para todos en la sociedad no solo a la educación y gobierno.

El coordinador anual del Grupo Madrugadores de Los Cabos, Oliver Perales dio la bienvenida e instalación de la asamblea, se dio lectura a la frase de la semana y la presentación de la invitada que presentó la ponencia: “La educación al servicio de la comunidad y la comunidad en alianza con la educación”.

La profesora, dijo en su exposición que lamentablemente los gobiernos federales en sus políticas educativas los dineros que se destinan a nivel federal, estatal municipal son para infraestructura o sea para construcción de aulas y pagos de maestros pero los demás gastos que se hacen en las escuelas corren a cargo de los padres y las escuelas que tienen que proveer:

“Por eso hasta ahorita muchas escuelas no han podido abrir sus espacios educativos pues era una tarea de padres de familia y las escuelas no era una tarea de las autoridades educativas”, planteó.

Dijo que durante décadas desde que se abrieron las escuelas públicas en México el gobierno construye el edificio y paga personal y maestros pero de todos los bienes y servicios que una escuela ocupa lo demás lo han puesto los padres de familia durante todo el tiempo.

 

Grupo-Madrugadores-de-Los-Cabos

 

Durante año y 6 meses las escuelas no tuvieron tiendas escolares ni recursos propios para darle mantenimiento a las escuelas, las asociaciones de padres no pudieron cooperar cuando ellos apenas si estaban teniendo las posibilidades de poder tener un trabajo, eso hizo que las escuelas se deterioraran a más no poder, la mayoría de los baños están muy dañados.

Expuso que si no se hace alianza entre toda la sociedad no se podrá avanzar.
Planteó que la zona escolar 31 tiene cinco planteles de educación primaria, en total cuenta con 1, 355 estudiantes, pero deberían de ser 1, 800 estudiantes pero no se han inscrito todos los alumnos que se tenían en matrícula antes de la pandemia, pudiera ser por varias causas una de ellas que las familias se hayan regresado a sus ciudades de origen.

Asimismo planteó las necesidades de cada uno de los planteles de esta zona escolar, por ejemplo dijo que la escuela Estado de Yucatán en Santa Catarina el espacio destinando a juegos deportivos requiere de nivelarse el terreno, realizar muros de contención para evitar el daño que causan las avenidas de agua.

La escuela Abraham Castellanos, requiere de un espacio deportivo, habiendo suficiente terreno para un proyecto de esta naturaleza; la escuela Juan Barrera de Palo Escopeta requiere de juegos los que se tienen fueron destruidos por el paso de huracanes; la escuela Jesús Green Álvarez, de la colonia Buenos Aires, este plantel cuenta con muy poco espacio para áreas recreativas y en una área aledaña se encuentran un espacio abandonado propiedad del municipio y la solicitud es que se rehabilite y se anexe al plantel.

El plantel Venustiano Carranza de Santa Anita requiere rehabilitación y nivelación del terreno, bibliotecas y aulas.

También planteó que es urgente que el servicio de internet sea parte de los servicios que preste la escuela y se habló de la propuesta de que empresarios adopten una escuela.

Los comentarios están cerrados.