Roban cuerpos de cementerio para “ritual satánico” en Australia

Las autoridades australianas se encuentran investigando el robo de restos humanos en un cementerio de Melbourne, que presuntamente estaría ligado con rituales satánicos, esto, debido a la serie de objetos que encontraron en las tumbas saqueadas.

De acuerdo a un medio local, el robo de los restos humanos serían dos cabezas, ambas exhumaciones se habrían producido con una diferencia de siete días. El martes pasado, la Policía de Australia fue reportada sobre la profanación de dos tumbas en el Cementerio General de Footscray.

El primero se produjo en la noche del jueves pasado, mientras que el segundo sucedió durante la madrugada del martes y ambos fueron sacados de un mausoleo, informó la Policía local. Se cree que ambos robos están conectados y que los delincuentes forzaron la entrada de un mausoleo para extraer los cuerpos.

Los detectives se encuentran investigando ambos incidentes y mencionaron que ninguna otra tumba fue dañada, además de que hasta el momento desconocen cuál fue el motivo, pero sí lograron determinar que los responsables pudieron haber utilizado herramientas especiales.

Los detectives lograron identificar un crucifijo, velas y cartas dirigidas a “Satanás” en dicho cementerio, por lo que dedujeron que los restos eran el principal objetivo.

No obstante, también pudieron percatarse de que extraños símbolos fueron dejados alrededor de los mausoleos, los cuales parecían ser parte de un ritual satánico, informó la criminóloga Xanthe Mille.

Este incidente ha sido el primero de su tipo en el estado, pues de acuerdo a las autoridades, los incidentes presentados en los cementerios han sido por robo de cobre o latón, siendo hasta ahora que se presentó está alarmante situación, que ha provocado molestia y preocupación por parte de algunos ciudadanos por sus difuntos.

Por lo que la Policía dijo que la seguridad ya incrementó en el cementerio y mencionaron que se encontraban trabajando de manera conjunta con los administradores del lugar, para dar con los responsables, además de que agregarían cámaras de circuito cerrado por todo el lugar.

Así mismo lamentaron los hechos y mencionaron que era algo inquietante para las familias que sólo querían que sus difuntos descansaran en paz.

Los comentarios están cerrados.