Se acerca el intercambio navideño; ¿qué puedo regalar?

Sí, ya llega esa época del año que nos obliga a sacar nuestras mejores armas en el arte de la adivinación. Tenemos que dejar satisfecho a ese compañero “godín”, que a lo mejor conocemos poco, con su intercambio. Obtener las frases conocidas: “Mira, no me conoce bien, pero… eso era justo lo que quería”.

Bueno, a lo mejor somos muy optimistas y eso nunca sucede, pero podemos acercarnos y, porque no, causar una buena impresión, digo ¿no puede ser tan difícil? ¿O sí?

Ideas de intercambio

Como sabemos, muchos de los intercambios se dan entre los miembros de nuestra familia, entre amigos y, por lo regular, entre compañeros de oficina. Los amigos secretos están a la orden día y, claro, en gustos se rompen géneros.

Además, la tarea de buscar el regalo perfecto se vuelve complicada, más cuando ese amiguito “godín” no es muy cercano, y no conocemos sus gustos.

Entonces, es cuando se ponen a prueba nuestros dotes detectivescos para acercarnos al “regalo perfecto”. Por eso, te daremos algunos tips para que te relajes, y le bajes dos rayitas a tu estrés.

 

Te puede interesar: “Simona” la perrita que se comió el pasaporte de su dueño y se volvió viral

 

Lo primero que tienes qué definir es cuánto vas a gastar. Por lo regular, se establece una tarifa mínima y máxima, te recomendamos que no sea la más baja (no seas tan díscolo); eso puede marcar la diferencia entre relacionarte armónicamente con tus compañeros de trabajo o que te hagan miradas feas todo el año. Así que nuestro consejo es irte por el punto medio, así, ni muy muy, ni tan tan.

Ideas intercambio navideño

Número dos, todos hemos sido víctimas de regalos que no nos gustan, así que no repitamos la historia. Mejor optemos por “quedar bien” con nuestro compañerito de oficina.

Por acá te daremos algunas opciones para que te sea más sencillo decidir por el intercambio ideal:

  1. Una buena idea puede ser un kit de jardinería. Unas macetas muy monas, alguna planta de sombra (sobre todo una que no requiera muchos cuidados), junto con una regadera, guantes, una pala y una repisa para poner macetas.
  2. Las tazas personalizadas con su nombre o con la carátula de su serie, película o personaje animado favorito, rifan. Porque ¿Quién no toma café en la oficina y presume su taza? O ya, si de plano tu persona es más seria y no has investigado bien sus gustos, una opción más puede ser un termo equipado de buen tamaño.
  3. Si tu amigo secreto tiene su escritorio repleto de muñequitos o adornos, te puedes dar una idea de cuáles son sus intereses; por ejemplo, puedes obsequiarle un funko. Te aseguro que la versión mini de su cantante, o artista favorito será toda una sorpresa, y cada que vaya a la oficina, seguro te recordará como una compañera o compañero bastante chévere y alivianado.
  4. Otras buenas sorpresas se dan con las botanas o los dulces. Si tu compañero es medio glotón y le gustan los snacks, entonces una canasta con algún vino, cacahuates, dulces artesanales, chocolates o su bebida favorita, pueden ser una buena opción. Puedes buscar marcas importadas y no tan comerciales, para que te saques un diez.
  5. Si tu amigo godín se estresa muy seguido y buscas algo para que se relaje durante su jornada de trabajo, entonces unos audífonos muy tiquis miquis pueden ser la opción perfecta. Recuerda que hay algunos vía bluetooth y así ya no tendrá los enfadosos cables interponiéndose en su escritorio.

Espero que te hayan servido estos consejos para que te ganes un buen amigo o mejoren tus relaciones. Los intercambios siempre son un dolor de cabeza, pero con estos tips, sé que se disipará un poco esa molestia.

 

 

 

Los comentarios están cerrados.