Se confrontan Morena y oposición por escándalos sexuales

SENADO-MORENA

Las bancadas de Morena y la oposición cruzaron acusaciones y protagonizaron un airado debate durante el inicio de la sesión plenaria de este jueves en el Senado de la República. Y es que los casos de David Monrel Ávila, candidato de Morena a la gubernatura de Zacatecas, señalado de "tocamientos" indebidos a una candidata, y del diputado federal del mismo partido, Saúl Huerta, acusado de presunto abuso sexual contra un menor de edad, llegaron hasta la tribuna.

Ruth Alejandra López Hernández, senadora de Movimiento Ciudadano, apuntó que el periodo de elecciones debería ser una fiesta de la democracia y no un pasaje oscuro donde las conductas inapropiadas y las agresiones sexuales contra las mujeres son naturalizadas. Afirmó que este periodo de elecciones ha servido para resaltar las condiciones de desigualdad a la que se enfrentan las mujeres todos los días.

Reprobamos los actos de David Monreal, candidato a gobernador de Zacatecas por Morena, manoseando a una mujer; a Marco Flores, candidato a diputado federal por Zacatecas por Morena, gritando ofensas en contra de las mujeres; a Félix Salgado Macedonio, senador con licencia y propuesta a candidato a gobernador de Guerrero por Morena, con los señalamientos de violación y agresión sexual. Pero, sobre todo, de Saúl Huerta, diputado federal de Puebla por Morena, quien el día de ayer fue detenido y liberado después de intentar abusar de un menor de edad".

La panista Xóchilt Gálvez también arremetió contra David Monreal y Saúl Huerta, y criticó el silencio de las senadoras de Morena por las conductas supuestamente cometidas por estos políticos.

"Pero, lo que pasó con David Monreal al manosear, porque no hay ningún video truqueado, se los digo claramente es falso que sea una mentira, es real, el video no tiene ni un solo corte y el candidato David Monreal manoseó a una mujer. Si tocan a una, tocan a todas. (…) Y lo que pasó con Saúl Huerta, es lamentable, lo agarraron en flagrancia, estaba atacando a un niño, en un hotel de esta ciudad, ¿no qué se había acabado el fuero? No se llenaron la boca diciendo que ya no había fuero. (…) Ojalá Morena le retire inmediatamente el registro y se vaya a la cárcel. (…) ¡Basta!, ¡basta!, de tener candidatos impresentables, basta de tener candidatos violadores, a manoseadores y a pederastas", expresó.

En respuesta, la morenista Malú Micher, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, censuró el "doble discurso" de las senadoras de Acción Nacional.

"Cuidado con tirar la primera piedra, porque luego se nos regresa. (…) Están realizando actos de lo que se llama la doble moral. (…) Y que se venga a decir, y que se venga a criticar y que se venga a denostar a una institución como es el Senado de la República, cuando se violenta el Estado laico y cuando se reza el rosario en sesiones del Senado.

Malú Michel recordó que en el Senado hay personajes muy cuestionados, y que no pertenecen al Grupo Parlamentario de Morena.

"Pero, también los personajes que tenemos en el Senado, que revisen su conciencia: el deudor alimentario que tenemos, el hombre agresor que no ha permitido que sus hijos e hijas vean a su madre o el agresor que públicamente agrede a su esposa y es un senador o, los que salen y agreden a la Presidencia de la Mesa Directiva y entonces no se vengan aquí a rasgar las vestiduras y hablar de la no violencia contra las mujeres".

En este ambiente de confrontación, previo a la discusión y votación de la reforma a la Ley de Hidrocarburos, las senadoras de Morena exigieron a la panista Lilly Téllez que ofrezca una disculpa pública a Citlali Hernández, senadora con licencia y secretaria general del partido en el poder, por los comentarios xenófobos que vertió contra ella en Twitter, al burlarse de su aspecto físico.

La también morenista Mónica Fernández Balboa, expresidenta de la Mesa Directiva, afirmó que los discursos y las expresiones contra de Citlalli Hernández son inadmisibles.

"Es un doble discurso, es un discurso de odio, es un discurso de discriminación, es un discurso que no es cristiano, que es lo que pregona (Lilly Téllez). No es cristiano juzgar a la gente por su apariencia y creer que son superiores en ese sentido.

No se vale, y les digo a todos: ya estamos cansados del doble discurso. Todos los que dicen que no se levanta la voz, ninguno ni ninguna levantó la voz cuando personalmente he sufrido agresiones y violencia por parte de los que hoy acusan y de los que hoy juzgan, y de los que hoy dicen y critican y hablan de un doble discurso. No permitamos ni una ofensa más contra las mujeres, no permitamos el doble discurso de los farsantes que ahora resulta que discriminan por el físico. No se vale, no a la violencia en ningún término, y no inventen ni hagan enredos, no quieran desviar la atención".

Comparte