Incongruencias del sector salud ponen en riesgo al personal

Personal de Salud en Cabo San Lucas, manifestaron su inconformidad debido a que las autoridades de las diversas instituciones públicas están obligando al recurso humano con padecimientos de comorbilidad; y que los vulnera ante el contagio de Sars Cov2, regresar a sus labores en plena crisis pandémica, denunciando además que personal de primera línea de batalla y de clínica IMSS de Las Palmas, realizaron una fiesta la semana pasada, en el que para nada se respetaron las medidas de sanidad.

Enfermero del Hospital de Subzona de Medicina Familiar Número 26 del Instituto Mexicano del Seguro Social en Cabo San Lucas, explicó la realidad que vive el personal médico de IMSS, ISSSTE y Secretaría de Salud y es que hace semanas atrás, los están obligando a regresar a sus áreas de trabajo a pesar de su condición y de lo grave que está la pandemia desatada por el Coronavirus.

La persona que no quiso dar a conocer su nombre por temor a represalias dijo, cuando la pandemia estaba desbordada, tuvo que firmar un documento que establece que de acuerdo a su estado de salud y el riesgo máximo de contraer el virus, tenía que regresar a trabajar en medio de la crisis sanitaria.

Así mismo denunció, que el pasado fin de semana hubo una fiesta en San José del Cabo con personal de primera línea del Hospital que funge como “Covitario” en CSL y el Centro de Atención Temporal de colonia Las Palmas, en el que las personas reunidas que eran más de 30 no traían cubrebocas y anduvieron bailando y embriagándose sin guardar la sana distancia; hecho inconcebible ante el alto índice de contagios que hay en el municipio.

Puntualizó que la gente no entiende la gravedad del problema y no quieren acatar las medidas de sanidad y lo increíble que trabajadores de la salud, no tengan conciencia de las consecuencias que pueden generar con esta reunión, sobre todo considerando que es personal de primera línea de batalla en esta guerra de Covid-19, no les importa que el círculo de colaboradores se está cerrando ante el deceso de compañeros que han perdido la batalla.

“Les jala más un pinchi (sic) bote de cerveza, que ver la situación como está, el virus se está llevando a los abuelitos, a la mamá, papá, los hijos, parientes, amigos, muchas personas han relajado las medidas argumentando que están vacunadas y todo por qué no hay una disposición que no sólo los obligue a usar cubrebocas sino que los sancionen, la gente no va a entender hasta que se le pegue en el bolsillo”.

Concluyó diciendo que falta mano dura por parte del gobierno en hacer valer las disposiciones de higiene, así como están obligando al personal médico de alto riesgo retornar a sus labores a pesar de la crisis sanitaria que atraviesa el municipio, deberían de obligar y sancionar a quienes no cumplan las medidas de sanidad más elementales como el uso de cubrebocas en áreas públicas y guardar la sana distancia.

Los comentarios están cerrados.