Selección Mexicana de nueva cuenta es suspendida por grito homofóbico

De nueva cuenta la FIFA veta a la Selección Mexicana por “actos discriminatorios”, gracias al famoso grito homofóbico, que al igual que la vez pasada, incluye una multa y un veto. Esta vez la multa será de 100 mil francos suizos (110 mil dólares) y será vetado de los dos próximos partidos.

De continuar reincidiendo en dichos insultos, el organismo dijo que tomará severas sanciones contra la Selección que van desde su expulsión del próximo mundial, perder la sede de la Copa del Mundo de 2026 o incluso bajar de categoría.

Tendrán que pagar en dado caso que la FMF no abogue por ellos nuevamente, como lo hizo en el segundo partido a inicios de la eliminatoria. Pues ahora será durante los partidos contra Costa Rica el 30 de enero y Panamá el 2 de febrero.

Otras sanciones

De acuerdo al Articulo 13, punto 2 de su código disciplinario se manifiesta una sanción a puerta cerrada, derrota por retirada, renuncia o la expulsión de la competición o descenso de categoría por actos discriminatorios, de racismo o todo acto que atente contra la dignidad e integridad de las personas, de un país o un colectivo, utilizando palabras discriminatorias, despectivas o vejatorias, por motivos de raza, sexo, color de piel, origen étnico, nacionalidad, orientación sexual, religión, lenga entre otros más. Esta sanción será sancionada por 10 partidos o un periodo determinado.

En caso de que uno o más seguidores rompan las reglas o se comporten de manera inadecuada, en la primera infracción, se podrá imponer una sanción, se limitará el número de espectadores y multa de 20, 000.

En caso de reincidir, se aplicará una multa, deducción de puntos partidos a puerta cerrada, prohibición de jugar en un estadio determinado, la retirada o renuncia, exclusión y hasta descenso de categoría.

También se menciona que podrán citar las personas que hayan sido afectadas por dicha conducta discriminatoria y declarar oralmente o por escrito el impacto que haya generado en sus vidas.

Para finalizar el árbitro podrá suspender el partido de manera definitiva de tratarse de una conducta racista o discriminatoria y se declarará derrota por renuncia o retirada.

Sin embargo pese a las duras sanciones impuestas contra la Selección, muchos no están de acuerdo de que pague por el comportamiento de los fanáticos, así como hay otros que defienden las expresiones del público como el Piojo Herrera, técnico de los Tigres, quien recientemente defendió el famoso grito “ehhh, puto” como una expresión coloquial de los mexicanos, que aunque la FIFA lo considere como una expresión homofóbica, no es un insulto, dijo.

Los comentarios están cerrados.