Semarnat no tomó la decisión de concluir el proyecto de Pichilingue

Fue la empresa que llevaba el proyecto la que se retiró y puso fin al proceso de evaluación ambiental

El director de la oficina regional noroeste del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Mario Sánchez, consideró preocupante que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) Federal, no dejará precedentes de los impactos al ecosistema que provocaría la ampliación del muelle en el puerto de pichilingue para el atraque de mega cruceros, tal como lo han venido señalando grupos ciudadanos desde que se dio a conocer el proyecto.

“La opción de abrir el procedimiento de nueva cuenta queda abierta porque la autoridad no expresó ninguna violación de fondo a la regulación o daños que pudieron haberse dado, pero no se metió el resolutivo, por lo tanto la empresa podría solicitar de nueva cuenta el análisis de un proyecto de evaluación de impacto ambiental con las mismas características Y en la misma zona”, indicó. 

Comentó que en el resolutivo emitido por la autoridad ambiental detectaron varios elementos que llamaron la atención, el primero, que asegura fue positivo es la amplia participación ciudadana que hubo durante la consulta pública con más de 338 observaciones que hicieron las personas al plan de construcción, así como las diversas movilizaciones realizadas.

El segundo, corresponde a varias dependencias municipales y estatales fueron notificadas para informar si desde su ámbito detectaron inconsistencias en el proyecto, y aunque desconocen si hubo respuestas, consideran que al menos el Ayuntamiento de La Paz contestó que la construcción del muelle para megacruceros y terminal turística incumplía con el Plan de Desarrollo Municipal.  

Otro dato revelado en el documento oficial de la Semarnat fue la petición que hizo Aquamayan Advetures para interrumpir el proceso de consulta.

“Una vez que se abrió la consulta pública la empresa pidió una pausa al procedimiento y la Semarnat le respondió que esta situación no existía en la regulación, por eso no podían detener el procedimiento, eso fue después de la primera consulta porque recordemos que este proyecto tuvo dos consultas y no se había dado a conocer hasta ahora”, destacó. 

Y poco después de que la dependencia federal solicitará información adicional del proyecto, la empresa abandonó el proceso de evaluación de impacto ambiental.

Los comentarios están cerrados.