Siguen los desacuerdos entre grupos opositores en el Congreso

congreso BCS

Foto: Rossy Díaz

El grupo de las 8 diputadas de oposición siguen sin reconocer los decretos promovidos por los 13 diputados de Morena y del Partido del Trabajo en el Congreso del Estado, hasta que no haya una resolución definitiva de la Suprema Corte Justicia de la Nación (SCJN) al conflicto interno por el que atraviesan.  

Durante la sesión pública ordinaria del primer periodo ordinario de sesiones correspondiente al tercer año constitucional, la diputada Daniela Rubio Avilés denunció que las iniciativas de reformas que se presentarán en la sesión ordinaria están sustentadas en una ley que no ha cobrado vigencia, por parte de sus homólogos al pretender seguir en la irregularidad y tacharlos de violar la ley orgánica del Congreso que está vigente.

La legisladora del Partido Humanista de BCS, sostuvo que deberán esperar que la SCJN emita un fallo final.

Al respecto, el diputado presidente de la mesa directiva del periodo ordinario, Ramiro Ruiz Flores, consideró que la falta de voluntad política por parte del grupo de los 8 legisladores de oposición obedece a los intereses del gobernador Carlos Mendoza Davis y no del bien común de los sudcalifornianos.

Consideró que al ser otra mesa directiva deben de aplicar el borrón y cuenta nueva para no seguir afectando a los ciudadanos.

En esta sesión el diputado Humberto Arce Cordero presentó un punto de acuerdo para que se discutiera y se votara en el pleno. Las sesiones virtuales atienden lo esencial dentro de la pandemia, 13 diputados votaron a favor y ocho en contra.

Al respecto Ramiro Ruiz, añadió que no se estaba modificando ninguna ley porque existe una Ley Orgánica establecida. Dijo que la actual mesa directiva no tiene ningún conflicto con el Ejecutivo ni con las controversias de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, no está ligada y el grupo de los ocho diputados con su discurso quisieron ligar un punto de acuerdo con una controversia que nada tiene que ver.

“Ocho diputados no quieren trabajar por la sociedad sudcaliforniana, nosotros estamos trabajando por el interés común y cumpliendo a toda la sociedad”, indicó.

Aseguró que la postura de los ocho diputados del partido de oposición es una estrategia política que está mandado por el Gobernador para desequilibrar el Congreso del Estado; no lo vamos a permitir porque vamos a buscar siempre la unidad de los diputados y de todos los Sudcalifornianos.

“No están votando una propuesta porque no le sirve la opinión sudcaliforniana; están votando una propuesta porque es una orden del ejecutivo”.

 



Te puede interesar también:

Elección de regidores podría quedar pendiente para proceso 2024


Comparte