El silencio y pasividad no es la opción para el PRI en BCS

En el escenario que vive y transita hoy el Partido Revolucionario Institucional en Baja California Sur (PRI), el silencio no es la opción para la militancia comprometida y la pasividad complaciente se pudiera entender como complicidad oportunista, aseveró el Consejero Estatal de partido Tricolor, Jesús Flores Romero.

Cuestionó el silencio que ha asumido el partido ante la dinámica política que se vive actualmente en Baja California Sur y planteó:

“Y si fuéramos indiferentes a lo qué pasa, sería deslealtad a los principios y valores que le dan sentido a nuestra identidad partidista”.

Fue por ello, abundó, que en la pasada sesión de la Comisión Política Permanente del PRI que solicitó analizar e informar de manera abierta e incluyente, con análisis y reflexión constructiva la participación del partido en el pasado proceso electoral y la urgente necesidad que se lleve a cabo antes de que se emita la convocatoria para el relevo de la dirigencia estatal, entre otros puntos, los siguientes:

La operatividad, funcionalidad y resultados que se tuvo con el activismo político; la atención, comunicación y apoyo a los comités municipales; como fue la Integración y el número de militantes que participaron, se capacitaron y la estructura jurídica; cuál fue la relación con los medios de comunicación

Sostuvo que es necesario saber si ya se visitó, se comunicó y atendió a los militantes que no lograron ser candidatos y a quienes siéndolo no ganaron la elección, en qué situación se encuentra el registro partidario a nivel nacional ha bajado más del 70 por ciento, cómo se encuentra Baja California Sur.

También mencionó que un punto importante es la administración de los recursos públicos y de las prerrogativas asignadas al partido durante el pasado proceso electoral. (Al CEN de septiembre 2020 a junio del 2021, se le otorgaron más de 1,143 millones de pesos, de estos, ¿Cuánto correspondió a Baja California Sur y dónde aplicó?

“Ante el cambio de dirigencia estatal, es urgente y necesario lograr comunicación e inclusión con nuestra militancia y simpatizantes, observar respeto a nuestros documentos y códigos. Y exigir a la nueva dirigencia, que más que un mando de dos, se construya en la unidad un equipo de trabajo donde sus integrantes se destaquen por su capacidad, experiencia, entreveramiento generacional, oficio político y el conocimiento y observancia de nuestros documentos”, aseveró. 

Debe ser por el bien del partido, por el abanderamiento de causas a favor de la población, pero sobre todo para otorgar resultados y con ello lograr confianza en la ciudadanía y todo por el bien de partido, concluyó Jesús Flores Romero.

Los comentarios están cerrados.